Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Viernes, 22 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

Adiós a "un clásico"

Adiós a "un clásico"

CULTURAS IR

Javier Tomé falleció este jueves en León. Ampliar imagen Javier Tomé falleció este jueves en León.
Fulgencio Fernández | 21/12/2018 A A
Imprimir
Adiós a "un clásico"
Obituario El escritor Javier Tomé falleció este jueves en León a los 62 años después de un año de lucha contra el cáncer. Autor de más de 70 libros, especializado en literatura de viajes, deja una guía de la provincia ya acabada pero sin publicar
Javier Tomé era un clásico de la literatura y de la vida leonesa. Era tan habitual encontrarlo escudriñando en la biblioteca como con la bolsa bajo el brazo caminando hacia las instalaciones del club recreativo al que pertenecía para hacer deporte, un baño, un rato de lectura, una conversación... su rutina. Muchos habrán leído algunos de sus más de 70 libros publicados y cientos de artículos y reportajes; otros le habrán cruzado por la calle y al ver la foto le recordarán, cuando pasaba, a la misma hora.
Pero ya hace unos meses que muchos días no cumplía con sus rutinas, ya hace unos meses que llegaba tarde a algunas reuniones para su último libro —que dejó acabado— incluso no acudía... Y eso, para quienes le conocían, era un mal síntoma pues nunca fallaba, jamás no llegaba tarde, siempre estaba allí dónde había quedado. Y es que ya hace un año que le había invadido el maldito bicho pero nos despistaba con su optimismo o tal vez con sus ganas de ganar la batalla. «Tengo que volver a otra sesión pero es de esas que llaman de recuerdo».

No eran de recuerdo. El bicho seguía su implacable camino y ayer este acabó definitivamente con las fuerzas y la resistencia de Javier Tomé, un clásico de la ciudad, un clásico de sus calles y bibliotecas, un clásico de sus calles y conversaciones que estuvo hasta el último día a pie de bolígrafo. Quienes sabíamos de su batalla buscábamos cada domingo su artículo semanal en el Diario. Y nos engañó, el domingo no solo estaba su columna, también un reportaje, bien es cierto que relacionado con el hospital de León, lo que hacía sospechar que hubiera conocido la noticia en sus estancias allí.

Murió como vivió, escribiendo, pues, como le gustaba decir a él «no se hacer otra cosa y no me imagino haciendo otra cosa». Había trabajado unos meses en un taller y no se le pasaba por la cabeza volver a ese trabajo ni otro parecido.

Escribió de todo porque «soy un profesional», decía él; y porque todo le apasionaba, las cosas de León, sus personajes, el anecdotario extraído de la hemeroteca... y la literatura de viajes, «que fue la que me abrió algunas puertas a nivelo nacional».

Excelente coordinador de equipos así hizo un libro sobre la cueva de Valporquero y deja otra acabado sobra la provincia de León, la suya, la que le echara de menos. Tomé sólo tenía 62 años «y un nieto», como decía él.
Volver arriba
Newsletter