Publicidad
Ademar 35 - Cisne 23: 'El Ademar se da una alegría a costa del colista'

Ademar 35 - Cisne 23: 'El Ademar se da una alegría a costa del colista'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso | 07/04/2021 A A
Imprimir
Ademar 35 - Cisne 23: 'El Ademar se da una alegría a costa del colista'
Balonmano / Liga Asobal Una sensacional actuación de Slavic y el acierto de Feuchtmann lideran al equipo leonés para lograr un cómodo triunfo ante el Cisne
Hay veces que después de unos cuantos golpes el cuerpo necesita darse una alegría y eso es precisamente lo que le hacía falta este miércoles al Abanca Ademar. El equipo leonés, tras la locura de Suecia y la derrota ante Cangas derivada de ello, buscaba refugiarse  en el Palacio de los Deportes y en su afición más de cuatro meses después para volver a sonreír. El rival, un Cisne colista y prácticamente desahuciado, se prestaba como una víctima muy apetecible tal y como terminó ocurriendo.

Porque venció cómodamente el equipo leonés al gallego en un partido en el que Dino Slavic rozó el 50% de acierto bajo palos, Feuchtmann rompió el partido con su entrada y Manolo Cadenas encontró el espacio para dar muchos minutos a todos sus jugadores para acabar con un siete con olor a Maristas, a Universidad y a juventud con Honrado (17 años), Casqueiro (20), Antonio Martínez (17), Lodos (18) y Gostovic (19) y Pedro Martínez (21).

Hay futuro en el equipo leonés, pero también hay presente a pesar de que ayer le costase más de lo esperado dejar claras sus intenciones. Porque quería el Ademar volver por sus fueros de nuevo ante su público y eso pasaba, de inicio, por arrancar pisando fuerte. No lo consiguió el equipo leonés, que veía como el Cisne plantaba cara incluso en la primera oportunidad de los leoneses de tomar una renta de 3 goles (4-2). Las imprecisiones leonesas y las paradas de Villamarín, que firmó una actuación muy similar a la de Slavic en la primera parte, mantenían el partido igualado a pesar de que ya se dejaba entrever que el equipo gallego apuntaba a sufrir especialmente en ataque.

Tardó 10 minutos el Abanca Ademar en poner tierra de por medio y lo hizo, en gran medida, aprovechando la doble exclusión de Preciado y Carró. Javier Fernández paraba el partido (9-6) si bien la reacción de Cisne no fue la deseada por su técnico, que si bien era capaz de conectar con Dani Ramos en el pivote en la faceta ofensiva, veía como la entrada de Feuchtmann ponía en jaque su defensa.

Tras unos primeros minutos igualados, el Ademar aprovechó dos exclusiones para romper el partidoLa entrada del chileno, que anotó 5 goles en la primera mitad, fue clave para que el Ademar pudiera escaparse en el marcador llegando la renta hasta los 5 goles que precisamente un gol del lateral cerraba en la primera media hora con un gol sobre la bocina tras jugada preparada por Cadenas en un tiempo muerto a falta de 6 segundos (17-12).

Parecía entonces completamente decidido el partido, algo que se encargó de confirmar el equipo leonés en el inicio de la segunda parte con un parcial de 4-1 (21-13), que llevó al Cisne a parar de nuevo el partido en busca de una nueva reacción que más que eso se convertiría en una prueba de supervivencia. Slavic bajó la trapa y dejó a los gallegos 9 minutos sin anotar, algo que hicieron cuando el Ademar ya ganaba de 13 (28-15). De hecho, la ventaja no era mayor exclusivamente por el buen hacer de Villamarín en portería y las oportunidades desperdiciadas por los leoneses de lograr goles fáciles en contraataque.

A partir de ahí, los últimos 10 minutos fueron un intercambio de goles en el que todos tuvieron protagonismo, tanto locales como visitantes. La juventud en el siete final de Cadenas hablaba por sí solo del partido. Al final, una ventaja de 12 goles para los leoneses que ejemplifica la distancia entre ambos equipos y que se tradujo en las sonrisas de un equipo necesitado de ellas y que quiere tomar como impulso el calor de su público. El sábado, ante Sagunto, otra nueva oportunidad para seguir creciendo.
Volver arriba
Newsletter