Publicidad
Ademar 34 - Anaitasuna 33: 'Al Ademar aún le queda garra'

Ademar 34 - Anaitasuna 33: 'Al Ademar aún le queda garra'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso Macía | 14/05/2022 A A
Imprimir
Ademar 34 - Anaitasuna 33: 'Al Ademar aún le queda garra'
Balonmano / Liga Asobal El equipo leonés se reencuentra con la victoria tras superar a Anaitasuna tras una gran segunda mitad y en un partido bronco
Jugando peor o mejor balonmano, acertando o fallando en algunas decisiones, lo que es innegociable para el Ademar es la garra. Un intangible que no se ve en las estadísticas pero que sí se siente, que en ocasiones se ha echado en falta esta temporada, pero que ayer sí sacó a relucir el equipo de Manolo Cadenas para reencontrarse con la victoria tres partidos después y superar a Anaitasuna en un partido que terminó siendo bronco a pesar de que ninguno de los dos equipos ponía sobre el 40x20 sus objetivos de la temporada.

Un partido de altos y bajos para el Ademar, que tras un inicio de partido muy igualado en el que una vez más los ataques fueron protagonistas sobre las defensas. Porque no pareció apretar demasiado al comienzo la zaga ademarista, permitiendo a Chocarro anotar varios goles y encontrando también Del Arco lanzamientos claros. Mantenía el nivel en defensa el equipo leonés, pero también lo hacía en ataque y eso es una buena noticia. Jugando bien con el pivote, con Gonzalo haciendo goles con cierta facilidad y con un Kim que crece día a día no solo solo lanzando, sino también asistiendo (a pesar de que Cadenas no le dejó ni siquiera completar medio partido en esta ocasión), superado el ecuador de la primera mitad y aprovechando un par de pérdidas de los visitantes el Ademar consiguió coger la primera renta de 2 goles de todo el partido (10-8) en una clara muestra de la igualdad existente.

Sin embargo, no solo enjugaría esa ventaja leonesa Anaitasuna antes del descanso, sino que incluso llegó a llevársela a su favor. Cancio le ganó la partida a Bomastar bajo palos y dos pérdidas de un Deividas Virbauskas que probó por primera vez como central – y al que ya no se le volvería a ver en el partido – permitieron a los pamploneses correr y a Ganuza anotar (15-17). Un gol de Santista sobre la bocina dejaba la ventaja navarra en mínima, pero obligaba al Ademar a remontar en la segunda mitad (17-18).

Le dio rápido la vuelta al marcador el Ademar, que apoyado en un Papantonopoulos que ya había dejado buenas sensaciones en el tramo final de la primera mitad, pudo correr y con Gonzalo como estilete aprovechando las pérdidas visitantes además de un par de goles de Milosavljevic hacía un parcial de 6-1 que le daba la vuelta al partido y obligaba a Quique Domínguez a parar el partido con su equipo ya 2 abajo (25-23).

Tras llegar a ganar de 5 en la segunda parte, Anaitasuna empató el partido y Gonzalo lo decidió en un final broncoNo sirvió de mucho ese tiempo muerto, porque las imprecisiones en Anaitasuna se sucedían a pesar del buen hacer de Ander Izquierdo y el Ademar lo aprovechaba para llevarse la renta a favor hasta los 5 goles con un tanto de Semedo (30-25).

Pero sabe el Ademar que no tiene días tranquilos esta temporada y menos ante un rival con la calidad de Anaitasuna. Volvió a costarle defender en el centro al equipo leonés y eso permitió a Aitor García hacer hasta tres goles seguidos. En ataque, el posicional ya no era tan fluido y si bien Malasinskas sacaba las castañas del fuego, lo que pasaba sobre la pista no le gustaba a Manolo Cadenas, que con 32-28 paraba el partido para tratar de asegurar la victoria aún con casi 10 minutos por jugarse.

Parecía que sabía lo que se le venía encima a su equipo el técnico de Valdevimbre, y es que un par de decisiones arbitrales polémicas parecieron sacar al equipo del partido. Gonzalo se iba excluido por protestar y eso permitía a Anaitasuna llevar un hándicap que era ya de solo 3 goles a únicamente uno.

Juan Bar, que apenas había jugado, levantó un muro en su portería sacándole dos balones seguidos a Antonio Martínez desde el extremo y eso impulsaba a que Meoki, de nuevo con polémica, pusiera el empate en el marcador (33-33). Sin embargo, no falló Gonzalo de vuelta a la pista tras su exclusión, hacía el 34-33 y dejaba al Ademar a una defensa del triunfo. Lo logró el equipo leonés, que llevaba al pasivo y a la pérdida a Meoki para asegurar con la pizarra la última jugada ya con solo 5 segundos de tiempo y celebrar un triunfo que emborronó la bronca sobre la pista con el pitido final. Milosavljevic por un lado y Chocarro por el otro con la grada también en la pelea llevaron a la policía a la pista para evitar males mayores.

No será por Europa, puede que sí por la sexta plaza, pero a este Ademar al menos le queda garra para luchar.
Volver arriba
Newsletter