Publicidad
Ademar 33 - Benidorm 21: 'Con pie y medio en la final four'

Ademar 33 - Benidorm 21: 'Con pie y medio en la final four'

DEPORTES IR

Cupara celebra una de sus numerosas paradas, conSalinas lamentándose en primer término. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Cupara celebra una de sus numerosas paradas, conSalinas lamentándose en primer término. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 10/03/2016 A A
Imprimir
Ademar 33 - Benidorm 21: 'Con pie y medio en la final four'
Balonmano / Copa del Rey Un gran Cupara y una sensacional actuación defensiva, unido a una primera parte de gran acierto ofensivo, permite a los leoneses coger 12 goles de renta
Ver a un Cupara soberbio en portería y al 6-0 convertido en un muro infranqueable con Carou, Juanjo y Piñeiro a un nivel sensacional empieza a ser tradición en este Abanca Ademar. Si además se le junta un nivel de acierto tremendo en ataque, la escuadra ademarista se convierte en una ‘maquina’ imparable para el resto de ‘mortales’ de la competición española.

Lo es el Benidorm, un equipo que llegaba a León en su mejor momento de la temporada, pero que nada pudo hacer para frenar el vendaval leonés, que puso pie y medio en la ‘final four’ de la Copa del Rey tras coger 12 goles de renta en el partido de ida de los cuartos de final al imponerse por 33-21.

Lo hizo sobre todo gracias a su mejor primera mitad de toda la temporada. 30 minutos casi perfectos que permitieron a los de Guijosa irse con ocho goles de renta a vestuarios (16-8); diferencia que administraron en una segunda parte en la que, pese a que el Benidorm mejoró atrás, los leoneses consiguieron ampliarla aún más, siendo su máxima los 12 que reflejó el marcador final.

El Ademar se fue con ocho goles de ventaja al descanso tras cuajar su mejor primera mitad de toda la temporada Una noche redonda en la que los leoneses maniataron al ataque valenciano, nublado y sin ideas de principio a fin. Sólo el juego con el pivote, donde Salinas en la primera mitad y Marchán en la segunda encontraron los únicos huecos que dejó la defensa leonesa, unido a chispazos contados de Grau, salvaron la papeleta en un equipo que venía de ganar al Granollers.

Todo lo contrario que en el bando leonés, donde prácticamente todos sus integrantes tuvieron sus momentos de brillo. Los tuvo Leo Santos en el arranque de partido, donde se vivieron las únicas dudas con el 0-2 con que arrancó Benidorm. Pero fue un espejismo. Un parcial de 4-0 ponía a los leoneses ya por delante y a los 15 minutos cuatro goles (8-4) separaban ya a las dos escuadras, obligando a Latorre a pedir tiempo muerto.

De nada sirvió. Con la defensa permitiendo las contras en las que era protagonista Huerta, y el ataque valiéndose de los trallazos de un Vieyra que vive un estado de forma excepcional, las apariciones de un Juanín decisivo también en estático, y de la capacidad de todos para leer y anotar fácil ante la defensa individual que los visitantes presentaban en sus superioridades, la diferencia iba creciendo hasta esos ocho tantos del descanso.

Faltaba rematar la faena en la segunda mitad y pronto se vio que los leoneses no estaban por la labor de dejar ningún resquicio para la esperanza valenciana en la vuelta. No había aparecido Acacio, errático en su vuelta tres meses después en Sinfín y en el arranque de partido, y respondió el brasileño con tres tantos rápidos marca de la casa. Y, como el Ademar seguía jugando a las mil maravillas las inferioridades, no afectaban las tres exclusiones vistas en sólo cuatro minutos, pues tras conseguir incluso forzar una pérdida de balón con dos menos en pista, la diferencia se disparaba pronto a los 11 (23-12).

Ahí llegaron los mejores momentos de Benidorm, apoyado en su defensa 3-2-1 y en las primeras paradas de Moyano tras no haber visto en los primeros 45 minutos ni un balón la portería valenciana. Sin embargo, eso sólo les sirvió para que la diferencia no se ampliara aún más, pues aunque llegaban a reducir a nueve (27-18), a base de contraataques que ahora tenían como protagonistas a Carrillo y a un Jaime que salía por Huerta para jugar a mano cambiada mientras Tot se quedaba sin convocar, el Ademar ponía de nuevo tierra de por medio y acababa con la que había sido su máxima renta. Salvo debacle, la ‘final a cuatro’ está hecha.

Resultados del resto de eliminatorias:
Granollers, 27 - Barcelona, 34; Anaitasuna, 35 - Cangas, 24; Villa de Aranda, 26 - La Rioja, 27
Volver arriba
Newsletter