Publicidad
Ademar 32 - Sagunto 27: 'El Ademar coge ritmo de crucero en el Palacio'

Ademar 32 - Sagunto 27: 'El Ademar coge ritmo de crucero en el Palacio'

DEPORTES IR

Marchán pelea con Carou en los seis metros. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Marchán pelea con Carou en los seis metros. | MAURICIO PEÑA
Jorge Alonso | 10/04/2021 A A
Imprimir
Ademar 32 - Sagunto 27: 'El Ademar coge ritmo de crucero en el Palacio'
Balonmano / Liga Asobal El equipo leonés supera sin apuros al Sagunto para sumar su segundo triunfo de la semana y recuperar sensaciones
El Abanca Ademar sumó en el Palacio de los Deportes su segundo triunfo consecutivo, el segundo esta semana, el segundo ante un equipo de la zona de descenso y el segundo sin pasar demasiados apuros. Y es que explicando el encuentro del Cisne del pasado miércoles el argumento puede servir exactamente igual para un equipo leonés que se sujetó en la portería y pudo correr para abrir las primeras rentas que ya sabría gestionar en fogonazos que dejaron el resultado final en un +5 que quizás muestra una igualdad mayor de la que realmente se pudo ver en el partido.

Y es que estuvo los 60 minutos por delante el equipo leonés en el marcador, que solo registró el empate a 0 inicial y el 1-1. Porque con una buena defensa de inicio y las imprecisiones de Sagunto, Gonzalo Pérez pudo correr y con 3 de los 4 primeros goles de su equipo obligar a Vicent Nogués a pedir el primer tiempo muerto del encuentro (4-1).

Parecía que no iba a tener demasiada historia el encuentro, si bien una exclusión de Feuchtmann y dos errores de Kisselev permitieron que los valencianos, con Álex Gil como estilete, lograran un par de goles fáciles que dejaron la ventaja en un gol (7-6).

Las paradas de Slavic le dieron al Ademar una renta que dobló en la segunda parte con los errores rivalesSin embargo, la superioridad local era evidente y cuando Slavic comenzó a parar, abrió el equipo de Manolo Cadenas renta hasta los 4 goles (11-7), distancia que a pesar de algunas concesiones, un par de exclusiones innecesarias y la irrupción de un sensacional Pozzer en el partido junto a los ‘chispazos’ de Pomeranz permitieron mantener la ventaja con la portería y el trío Marchán - Lucin - Gonzalo liderando el ataque.

Y es que el 18-14 al descanso hablaba bien de la parcela ofensiva leonesa, donde quizás el único pero estuvo en un Natan Suárez muy lejos del mejor nivel que ha mostrado en León.

Más allá de eso, no cambió en exceso el guión de la segunda parte, con una ventaja que estuvo estable en gran medida por la aportación de Slavic y Franzini bajo palos. Con el susto que dio Gonzalo, golpeándose la cabeza contra la portería tras anotar un gol al contraataque y que por suerte quedó en nada, un cortocircuito en ataque de Sagunto que se tradujo en numerosas pérdidas permitió al Abanca Ademar lograr un parcial de 4-0 (26-18) que definitivamente sentenciaba el partido.

Le restaba todavía un cuarto de hora al partido y Cadenas aprovechó para probar algunas situaciones y repartir minutos hasta que Sagunto hizo amago de reaccionar poniéndose a 5 (29-24) y parando el de Valdevimbre el partido para devolver a su siete inicial y pedirle algo más a los suyos.

Pero lo cierto es que con el partido decidido le costó terminar de entrar en el encuentro a los leoneses, que al menos no redujeron esa ventaja por debajo de los 5 goles que mostró finalmente el marcador para cerrar una semana muy necesaria para el Ademar después del atípico brote de Covid en la plantilla y lo duro del viaje a Suecia y a Cangas.

Tiene otra cara un Ademar que la próxima semana afrontará de nuevo un doble compromiso ante Sinfín y Anaitasuna, los dos lejos de un Palacio que ha servido para impulsar a un equipo que quiere mantener esta dinámica lo que resta de temporada. El primer paso está dado.


Carou, ovacionado

Uno de los protagonistas del encuentro fue sin duda Gonzalo Carou. El pivote argentino, esta temporada en las filas del Puerto Sagunto, regresaba por primera vez a León desde su salida del Ademar la pasada temporada, que con motivo de la pandemia fue inesperada y no pudo celebrarse en la pista. Es por eso que su visita tenía ese cierto componente sentimental de un jugador que es historia del club y que de hecho estuvo en la plantilla que logró el último título del mismo. La afición leonesa – en torno a un millar, 575 según las cifras oficiales –le rindió un merecido homenaje en forma de ovación tanto en su presentación como al final del partido.
Volver arriba
Newsletter