Publicidad
Ademar 28 - Torrelavega 36: Que se quede en accidente

Ademar 28 - Torrelavega 36: Que se quede en accidente

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso Macía | 26/11/2022 A A
Imprimir
Ademar 28 - Torrelavega 36: Que se quede en accidente
Balonmano / Liga Asobal El Torrelavega, liderado por Mijuskovic bajo palos, pasó por encima de un Ademar que perdió el partido en la primera parte
Venía el Abanca Ademar de tres partidos consecutivos mostrándose muy solvente en el Palacio de los Deportes, pasando por encima de mejor equipo de la competición tras el Barça, Granollers y sabiendo sufrir para ganar a Huesca y Bidasoa. Es por eso que todo invitaba al optimismo en lo que ya era un duelo directo por puestos europeos, la visita de Torrelavega a León, pero lo cierto es que el equipo de Manolo Cadenas salió este sábado escaldado de su propia pista en un partido del que solo se puede esperar que quede en un accidente.

Porque firmó el Ademar la que probablemente es su peor actuación de la temporada, olvidándose de competir a los 20 minutos de partido, cuando un parcial de 0-5 para el conjunto cántabro terminó siendo ya definitivo para el partido. De 10 llegó a ganar Torrelavega en el Palacio, llevándose finalmente un triunfo de mucho prestigio que le lleva a empatar en la clasificación al Ademar en la pelea por la cuarta plaza llevándose además virtualmente el golaverage.

Lo hizo liderado por un sensacional Mile Mijuskovic en portería, que en el tramo final de la primera parte se fue y mantuvo un porcentaje por encima del 50% desesperando al ataque ademarista, que firmó su peor anotación en una mitad con solo 11 goles al descanso (11-18). Eran esos 7 goles de renta ya definitivos en el entretiempo y eso que no pintaba mal la cosa para los leoneses de inicio, tras endosar al conjunto cántabro un 3-0 de inicio que invitaba al optimismo. Nada más lejos de la realidad, porque el Torrelavega le dio rápido la vuelta al partido con un 0-4 de parcial que precedió un intercambio de goles que duraría poco. Y es que se mostró tremendamente fallón el Ademar, con un David Fernández que fallaba sus primeros lanzamientos, perdía dos balones y se lesionaba para no regresar más al partido si bien su dolencia no parece grave. Para más inri, Kim entraba en su lugar y se lesionaba también poco antes del descanso pudiendo por suerte regresar al campo en la segunda parte. Pero más allá de David, apenas fue Deividas Virbauskas y ya en la segunda parte el único que tuvo cierto éxito en ataque y ya con el partido completamente decidido. Antes, cuando hizo falta competir, apenas fue Juan Castro el único que aportó.

Un parcial de 0-5 con empate a 8 dejó el partido encarrilado para el Torrelavega a los 25 minutosEn esas, Mile Mijuskovic se erigía como héroe del Torrelavega para que su equipo le endosase un parcial de 0-5 al conjunto leonés (8-13) que ya sería definitivo. Incapaz de igualar el nivel de enfrente en portería ni con Saeid ni con Papantonopoulos y muy blando en defensa después de que Santista viera la doble exclusión en apenas 20 minutos, los cántabros jugaron a placer para llevarse esa renta de 7 goles al descanso que, si por si fuera poco, debía remontar el Ademar en la segunda parte con 2 jugadores menos de inicio tras una exclusión de Virbauskas y otra al banquillo por las protestas de Manolo Cadenas, tremendamente crítico con los colegiados en la rueda de prensa posterior llegando a asegurar sentir cierta persecución por los colegiados durante toda la temporada.

Lo cierto es que poco tuvieron que ver ayer en la derrota del Ademar, que no tuvo absolutamente ninguna oportunidad de darle la vuelta al partido en la segunda parte. Mijuskovic, aunque bajando un poco su porcentaje finalizando igualmente con 16 paradas, siguió firme haciendo buena la defensa de Torrelavega ante un Ademar anárquico al que le dio un baño de juego y al que forzó a estar mal en todas las facetas: atascado en el posicional, e incapaz de correr ante la ausencia de portería y defensa.

Hasta de 10 llegó a ganar el conjunto de Alejandro Mozas, que pareció jugar en casa gracias al centenar de aficionados que le acompañaron en las gradas del Palacio. Deividas y en ocasiones Kim salvaron el orgullo de un equipo leonés que llegó a perder de 10 goles en el ecuador del segundo tiempo, dejando ese hándicap final en 8 goles que obligan al Ademar a ganar en Valladolid antes de cerrar el año ante el Barcelona.
Volver arriba
Newsletter