Publicidad
Acuerdo para abrir el Paseo del Ferrocarril tras un año acabado

Acuerdo para abrir el Paseo del Ferrocarril tras un año acabado

ACTUALIDAD IR

Alfonso Martínez | 26/04/2022 A A
Imprimir
Acuerdo para abrir el Paseo del Ferrocarril tras un año acabado
Urbanismo El Ayuntamiento y Adif tramitan ya los documentos concesionales que permitirán poner en servicio además el parking de la estación
Hace ya algo más de un año que está terminado, pero los leoneses siguen sin disfrutar de él. Se trata del Paseo del Ferrocarril, que une la avenida de Palencia con Doctor Fleming y que discurre sobre el cajón ferroviario soterrado por el que los trenes entran y salen de la estación de la capital desde el pasado mes de septiembre.

Pero su apertura y la retirada de las vallas que lo acotan está más cerca. El Ayuntamiento de León y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) han alcanzado un acuerdo sobre los términos de los documentos concesionales de este espacio y del nuevo aparcamiento de la estación. Y dicho acuerdo ya se está tramitando para su aprobación por parte del Ayuntamiento de León como paso previo a su firma.

Así lo confirman a este periódico fuentes de ambas instituciones, que han venido trabajando desde finales del pasado año en un grupo de trabajo para fijar las condiciones de mantenimiento y reparación de parte de los espacios liberados en el marco de la primera fase de la integración ferroviaria.

Aunque tanto Adif como el Ayuntamiento de León se limitan oficialmente a confirmar el acuerdo y explican que la fecha definitiva de apertura del paseo y del aparcamiento de la estación dependerá del tiempo que dure la tramitación de esos documentos concesionales, fuentes conocedoras de la negociación indican que finalmente será el organismo estatal el que se encargue de la conservación de las enormes lucernarias de colores que se reparten por el nuevo vial peatonal y que sirven fundamentalmente para permitir la entrada de la luz solar y la ventilación del cajón ferroviario soterrado.

Este había sido el principal escollo en la negociación entre ambas partes, puesto que el Ayuntamiento consideraba que dichas lucernarias formaban parte de la infraestructura ferroviaria y Adif las situaba como un elemento del paseo. Tras el acuerdo alcanzado, el Ayuntamiento se hará cargo de la limpieza, conservación e iluminación del vial peatonal, mientras que Adif hará lo propio con las lucernarias.

Ambas partes confían en que la tramitación de los documentos concesionales se lleve a cabo «a la mayor brevedad» para poner en práctica un acuerdo que va más allá del Paseo del Ferrocarril. En este sentido, fuentes oficiales de Adif confirman a este periódico que también se pondrán en servicio los espacios de accesibilidad peatonal y rodada colindantes con la actual estación y su nuevo aparcamiento.

En lo que sigue sin haber avances por el momento es en el futuro de los terrenos anejos al paseo, que ahora están vallados y reducen a la mínima expresión la integración urbanística lograda con el soterramiento.

En este sentido, los técnicos de Adif y del Ayuntamiento de León están trabajando en el seno del citado grupo de trabajo para elaborar una propuesta de modificación del planeamiento urbanístico que actualmente se encuentra en vigor con el fin de definir los nuevos usos y aprovechamientos urbanísticos de estos terrenos.

Es preciso recordar finalmente que el alcalde de León, José Antonio Diez, planteó durante la inauguración del soterramiento a la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, que se acometiese una zona verde y un aparcamiento. Se trataría de una solución provisional hasta que se definiesen esos nuevos aprovechamientos –en el planteamiento de 2010 se preveían varias torres de gran altura– y hasta que la demanda inmobiliaria hiciese viable el desarrollo de los terrenos para destinarlos al uso residencial. En definitiva, una solución similar a la aplicada en el denominado ‘Solarón’ de Gijón.

Las críticas del PP


Por su parte, el concejal del PP en el Ayuntamiento de León Eduardo Tocino ha mostrado su preocupación sobre el estado de la integración ferroviaria.
En este sentido, se refiere en primer lugar a la demora en la apertura de los espacios habilitados en la primera fase del proyecto (el Paseo del Ferrocarril y el aparcamiento anejo a la estación), ya que hace más de un año que están terminados y es ahora cuando se ha conocido el acuerdo entre Adif y el Ayuntamiento para ponerlos en servicio en cuanto se tramiten los documentos concesionales entre ambas partes.

Pero el edil popular se refiere también a la segunda fase de la integración ferroviaria, la que daría un uso a los terrenos anejos al Paseo del Ferrocarril, que ahora están vallados y reducen claramente la permeabilidad urbanística lograda con el soterramiento.

Tocino recuerda que esta segunda fase acumula «un retraso importante» mientras las reuniones prometidas por el alcalde se estarían realizando «sin contar con la participación de la oposición y de los ciudadanos en un asunto tan relevante como el planeamiento del urbanismo del oeste de la ciudad». En este sentido, el edil popular denuncia que se están produciendo «conversaciones y contactos a espaldas de los grupos políticos de la oposición y a nivel interno en Adif, dando una vez más de lado a la tan prometida participación del alcalde».

«Estas malas artes llegan hasta el punto de ocultar la información en la propia Comisión de Desarrollo Urbano, que el concejal del área, Luis Miguel García Copete, ha vaciado de contenido. Colectivos en defensa del patrimonio, asociaciones vecinales y otros interesados critican que se esté planificado el futuro del barrio ferroviario y oeste de la ciudad sin que se tengan en cuenta a los ciudadanos. Para los vecinos resulta sospechoso este ocultismo sobre intereses públicos. Las suculentas edificaciones que se pretenden volver a levantar podrían afectar negativamente al patrimonio y existir demoliciones o actuaciones rechazadas que podrían toparse con la opinión pública», defiende.

Tocino asegura que los diferentes colectivos están dispuestos a «pedir amparo a otras administraciones y entidades si no pueden aportar y participar por los cauces razonables y lógicos en una democracia, porque no quieren encontrarse con decisiones sobre la construcción de torres; especulación y cemento en esta zona como en la etapa del alcalde Francisco Fernández».
Volver arriba
Newsletter