Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Acaba la vendimia

Acaba la vendimia

OPINIóN IR

12/10/2015 A A
Imprimir
Acaba la vendimia
La recogida de uva en la zona sur de León concluyó en Valdevimbre y el volumen recolectado es similar al de la pasada temporada y la calidad de las uvas ofrece un balance superior, lo que permitirá conseguir unos vinos excelentes. Modernas máquinas vibradoras y manos de mujeres y hombres han arrancado de las vides los racimos madurados dos semanas antes de las fechas acostumbradas y el mosto inicia ahora su fermentación como primer paso para la obtención de buenos caldos, como viene ocurriendo desde siglos atrás. La antigüedad de la viticultura en el sur de León se remonta, según consta en viejos legajos, a mas de diez siglos y fue el abad Balderedo, de la abadía de Santa María y Santiago de Valdevimbre, el propulsor de la plantación generalizada de bacillares desde dicha villa hasta Santa María del Páramo a principios del siglo X. Todo comenzó cuando el religioso compró el año 915 una amplia extensión de terrenos a los vecinos de Valdevimbre, Assur y Speciosa, para dedicarlos a viñedos. Se asegura que a partir de esas fechas la viticultura iniciada siglos atrás por los romanos retomó un importante papel para la economía de varias zonas leonesas, cubriendo las vides gran parte de las tierras situadas entre la capital leonesa, Valderas, Sahagún y alrededores de La Bañeza. Ahora en varios municipios defienden su pueblo como cuna de la variedad autóctona prieto picudo con la que se elaboran rosados, tintos jóvenes y envejecidos en madera de roble. No ocurre lo mismo con la procedencia de la también autóctona variedad albarín, pues nadie discute que la cuna de esta uva blanca es Villamañán, gracias a que, décadas atrás, el viticultor Pedro Marcos fue el precursor en la plantación de estas vides que en la actualidad se plantan en diferentes zonas del ámbito geográfico en la todavía Denominación de Origen Tierras de León. En cuanto a la singularidad de la prieto picudo, debo informar que en Tarancón (Cuenca) bodegas La Estacada elabora el rosado Hello World Prieto Picudo con uvas de sus viñedos y lo comercializa a 3,30 euros la botella. Su ficha de cata aceptable. En Canarias y Alicante los viñedos de prieto picudo empiezan a dar resultados positivos aunque en fase experimental.
Volver arriba
Newsletter