Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Abanca Ademar 31 - Dinamo de Bucarest 28: 'El Ademar se calienta en Europa'

DEPORTESIR

Un instante del encuentro entre Abanca Ademar y Dinamo de Bucarest. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Un instante del encuentro entre Abanca Ademar y Dinamo de Bucarest. | MAURICIO PEÑA
J. A. | 22/09/2018 A A
Imprimir
Abanca Ademar 31 - Dinamo de Bucarest 28: 'El Ademar se calienta en Europa'
Balonmano / Liga de Campeones El equipo leonés firma un partido con altibajos que termina solventando gracias a los secundarios para sumar ante un correoso Dinamo su primera victoria en ‘Champions’
Volvió el Palacio de las viejas ocasiones, el de Europa, el del sudor en la frente, el ruido y las continuas paradas para secar una pista que también parecía sudar. Volvió el calor de las tardes europeas a León y con ellas una versión del Abanca Ademar que se acerca mucho más al equipo que espera la propia plantilla y la afición. Porque en el infierno de un Palacio en el que los abanicos eran el bien más preciado, el equipo leonés se reencontró con la victoria para asaltar la segunda plaza de su grupo en Liga de Campeones y dejar claro que es ahí donde quiere estar y esta vez prefiere defenderla desde el inicio a asaltarla desde la épica de otra remontada.

Un Abanca Ademar que firmó dos grandes inicios de primera y segunda parte, pero que sufrió altibajos especialmente en la primera media hora de juego, agarrándose mucho más a una victoria merecida cuando el partido llegaba a su fin ante un Dinamo de Bucarest con argumentos, muy superior en lo físico, pero bastante inferior en lo táctico y lo técnico salvo alguna excepción. Porque los rumanos pusieron en apuros a los leoneses básicamente cuando el tunecino Alouini quiso jugar. Un jugador con tanta clase como facilidad para desconectarse del partido que fue capaz de revolucionar a su equipo para darle la vuelta a un marcador que en los primeros minutos parecía que solo tendría una alternativa.

Y es que comenzaron muy bien los de Rafa Guijosa, tomando las primeras ventajas en varios de sus mejores minutos de la temporada en ataque posicional y mucho más serios en defensa que un Dinamo al que le costó entrar en el partido. Un mal Missaoui en portería allanó el camino de un Abanca Ademar que aprovechó la dependencia del lanzamiento lejano de los rumanos para ponerse ya al primer cuarto de hora con 4 goles de ventaja (8-4).

El tiempo muerto que pidió Constantin Stefan en ese momento cambió el partido. La entrada de Grigoras en portería y la aparición de Alouini haciendo jugar a sus compañeros llevaron a los leoneses a encajar un parcial de 1-9 que le daba completamente la vuelta al partido (9-13).

Revolvió Guijosa el banquillo y ahí encontró a dos jugadores que terminarían siendo claves, Rodrigo y Acacio, que junto a la irrupción de Vieyra permitieron al menos acercarse en el marcador al equipo leonés con el entretiempo a pesar del gol sobre la bocina de Sandru (12-14).

Le faltaba dar un paso adelante al equipo leonés en defensa con esa segunda unidad estable en la parcela ofensiva y lo hizo el equipo leonés con Slavic a la cabeza. El guardameta firmó de nuevo un sensacional partido que permitió al Abanca Ademar volver a correr la pista.

Pudo por fin correr el contraataque el Abanca Ademar y con un gran Gonzalo además de recuperar una versión parecida a la que se espera de José Mario Carrillo, el equipo leonés pudo recuperar la iniciativa en el marcador.

Un choque muy intenso en defensa en las dos partes del campo y con un arbitraje muy discutido por la grada al que no le tembló el pulso con unas exclusiones que no supo aprovechar el conjunto local para terminar de romper el partido. Ningún parcial en superioridad se llevó el Abanca Ademar dando opción al Dinamo de Bucarest de no irse del partido a pesar de que la ventajas en la segunda mitad fueron siempre locales. Kuduz y Bannour fueron los únicos que amenazaron con contundencia la portería de Slavic, insuficiente para que la chispa de Rodrigo y sobre todo la aparición de un sensacional Acacio junto a los lanzamientos de Vieyra permitieran brillar a la primera línea leonesa.

Es por eso que cuando en los últimos minutos de choque los rumanos lograron reducir la ventaja leonesa a la mínima (25-24), no quiso devolver al Palacio los fantasmas de la primera mitad el Abanca Ademar y guiados por Slavic y los extremos un parcial de 3-0 terminó por finiquitar el encuentro.

Un triunfo que le sirve a los de Rafa Guijosa para recargar confianza tras la dura derrota en Irún de cara a lo próximo en llegar, otro reto de altura de nuevo en el Palacio ante Granollers. Eso será harina de otro costal, pero por el momento el Abanca Ademar calienta en una Liga de Campeones a la que regresará en una semana en Noruega habiendo presentado ya su candidatura a estar en el cruce.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle