Publicidad
Abanca Ademar 28 - Sinfín 22: 'Extremos, pivote y portería para ganar y rotar'

Abanca Ademar 28 - Sinfín 22: 'Extremos, pivote y portería para ganar y rotar'

DEPORTES IR

Vieyra da un pase con Piñeiro en seis metros durante el choque ante el Sinfín. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Vieyra da un pase con Piñeiro en seis metros durante el choque ante el Sinfín. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 04/02/2017 A A
Imprimir
Abanca Ademar 28 - Sinfín 22: 'Extremos, pivote y portería para ganar y rotar'
Balonmano / Liga Asobal El conjunto leonés regresa con un trabajado triunfo a la competición tras abrir brecha en la primera parte y aguantar en la segunda a un aguerrido equipo cántabro / Cupara, Juanín y Piñeiro, estelares
Las paradas de un sensacional Cupara, la velocidad y el protagonismo desde el extremo de unos acertados Juanín y Mario López, y la infabilidad en los seis metros de Piñeiro permitió al Abanca Ademar anotarse un trabajado triunfo en la vuelta a la competición.

28-22 vencieron los de Rafa Guijosa a un aguerrido Sinfín, donde Reñones saca el máximo potencial a un equipo que compensa con trabajo lo que le pueda faltar de talento, y que nunca se rindió ni le perdió la cara al encuentro pese a irse ya cinco abajo (16-11) al descanso, llegando a ponerse a dos (18-16) en la segunda mitad y a cuatro (26-22) a falta de sólo seis minutos después de que elAdemar hubiera cogido una renta de hasta siete (25-18).

Nunca se despegaron los leoneses ni tampoco llegó a peligrar realmente el resultado, lo cual permitió a Guijosa rotar mucho y dosificar a todos sus hombres pensando en el decisivo choque del miércoles en Logroño y en la acumulación de minutos que traen los argentinos tras el Mundial.

Entre los 5 laterales leoneses sólo metieron 5 goles, pero Piñeiro hizo 6 de 6 y entre Juanín yMario firmaron 12 De hecho, Carou sólo participó en defensa y no todo el partido, saliendo de inicio en el centro del 6-0 un Javi García que cumplió con creces; y Fede Vieyra, que falló sus cuatro tiros, apenas tuvo minutos, cediendo protagonismo a David o estando mucho tiempo sin zurdos en una primera línea que no tuvo su mejor día.

Sólo cinco goles, en un total de 14 lanzamientos, firmaron entre los cinco laterales de un Ademar al que le valió con la dirección de Simonet, que se hinchó a dotar de balones a la segunda línea, y al tremendo encuentro de los que la conformaban.

Porque el inicio fue un monólogo de los dos extremos. Y es que llevaban 15 minutos de encuentro, ganaba por la mínima (9-8) el Ademar y ocho de los goles los firmaban entre Mario, con tres, y Juanín, con cinco.Especialmente brillante estuvo el veterano, que celebró su renovación a lo grande, siendo con siete tantos el máximo goleador y anotando de todas las maneras: a la contra, sin casi ángulo desde el extremo, desdoblándose al doble pivote...

Aunque, quien empezó su recital en el parcial que abría una brecha que acababa siendo definitiva, fue Diego Piñeiro. Seis de seis hizo el gallego, que hizo muchísimo daño al 6-0 cántabro, y que marcaba dos goles en el parcial de 5-0 con el que el Abanca Ademar cogía por primera vez los cinco goles de renta (13-8) que mantenía también al tiempo de descanso.

Un parcial de 5-0 dio pronto una renta de 5 (13-8) al Ademar, si bien Sinfín redujo a 2 (18-16) en el inicio de la segunda parte La dinámica era clara. Cuando el Ademar imponía su ritmo rápido, el partido cogía color local. Cuando era el Sinfín quien marcaba el suyo, muy pausado y rayando casi siempre con el pasivo, los visitantes volvían a él. Y fue más lo segundo en el arranque de la segunda mitad, en el que a golpe de ‘latigazo’ de Amarelle, que marcaba tres tantos seguidos, el Sinfín lograba un parcial de 1-4 con el que se colocaba ahí.

Pero los leoneses no permitieron que pasaran de ahí. Con un ‘golazo’ de Leo Santos en pasivo (especialmente acertado estuvo ayer la escuadra leonesa cuando estaban avisados de él) y dos de Jaime y Piñeiro en inferioridad, el Ademar recuperaba la renta de cinco (21-16), que se mantenía hasta el ecuador de la segunda mitad, a la que se llegaba con 22-17 tras un gran fly entre Juanín y Simonet.

Los leoneses, muy acertados estando en aviso de pasivo, cogieron su máxima ventaja (25-18) a sólo 10 para el final Las sensaciones no invitaban a pensar en que la remontada fuera posible, pero el marcador sí daba pie a ello. Se acabó eso con un nuevo tirón, otro 3-0 de nuevo con dos tantos en aviso de pasivo por el medio y un penalti parado por un ‘gigante’ Cupara, que ponía un definitivo 25-18 a 10 para el final.

Los dos puntos estaban en el bolsillo. La siempre complicada y dada a sorpresas primera jornada de la segunda vuelta tras dos meses de parón por la disputa de la competición internacional de turno, solventada. Porque aunque el Sinfín volvía a bajar a cuatro (26-22) la diferencia tras enlazar un parcial de 0-3 después de un tiempo muerto de Reñones, Cupara devolvía las cosas en su sitio, celebrando incluso efusivamente en la cara de Herrero una parada con la cara.

Objetivo cumplido. Esta vez el Sinfín no pudo dar la sorpresa en León. En el horizonte, la cita que marcará el futuro. Un Naturhouse - Abanca Ademar que definirá si la segunda posición está al alcance de los leoneses.
Volver arriba
Newsletter