Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
"A veces pienso qué hago aquí"

"A veces pienso qué hago aquí"

DEPORTES IR

Imagen de vídeo
J. A. | 04/06/2016 A A
Imprimir
"A veces pienso qué hago aquí"
Esto en mi barrio es pelea Sagrario González cumple seis años al frente del Atlético Astorga en el fin de un sueño, el de su club en Segunda B. Dos años complicados en los que asegura haberse planteado seguir, algo que hará al menos un año más
– ¿Pasas más tiempo en La Eragudina que en casa?
– Todas las tardes, aquí hemos vivido grandes momentos de fútbol pero también trabajando con la Junta Directiva, en los entrenamientos...

– ¿Te has arrepentido alguna vez en estos seis años de haberte metido en esto?
– Arrepentirme no, pero sí ha habido momentos duros en los que piensas ¿qué hago yo aquí? No me arrepiento nunca de lo que hago, si me equivoco intento aprender de los errores y mejorar.

– ¿Qué es lo que te mueve entonces a seguir un año más?
– Me hubiera gustado dejarlo si el equipo se hubiese mantenido en Segunda B, pero con el descenso no me parece el momento. Hemos estado en los buenos momentos y tenemos la responsabilidad de hacerlo en los malos.

– El descenso ha sido duro en lo deportivo, ¿pero un alivio en lo económico?
– No creas, este año hemos tenido un déficit importante pero esa deuda era más fácil de quitar en Segunda B que en Tercera. De cualquier manera ahora el objetivo prioritario es que desaparezca.

– ¿Hay mucha diferencia entre gestionar un club de fútbol y una empresa?
– En lo que es la gestión no, pero lo deportivo es importante. Yo no vengo del mundo del fútbol y es el problema que he tenido siempre. Me he intentado rodear de gente que sabe y a veces hemos acertado y otras no.

– Este año viste la situación tan complicado que tuviste que pedir ayuda a la Ponferradina.
– Sí, empezamos muy mal y antes de Navidades vimos que el equipo se nos iba de las manos, nos íbamos a Tercera sin remedio y no teníamos capacidad económica para hacer nada. Pedimos ayuda a la Deportiva y nos la ofrecieron aunque al final no lográsemos salvar la categoría.

– ¿Entiendes que la gente se sintiera molesta por el tema de la filialidad y que el Astorga pudiera perder su identidad?
– Creo que molestó más en otros sitios que a los socios del Astorga, que veían una tabla de salvación como nosotros. La identidad no se perdía, pero siempre hay gente que quiere malmeter.

– Las relaciones con la Cultural han pasado por todos los estados, ¿cómo están ahora?
– Es cierto que Felipe (Llamazares) y yo hemos tenido nuestros más y nuestros menos, pero ya están solucionados hace tiempo y cuando han podido ayudarnos lo han hecho igual que al revés.
Volver arriba
Newsletter