Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
A tus 92

A tus 92

OPINIóN IR

09/02/2019 A A
Imprimir
A tus 92
Mientras estaba pensando sobre qué escribir hoy, me he topado con una noticia maravillosa. Es un estudio sobre el papel fundamental de las abuelas en el desarrollo y bienestar de las familias, y por qué son una figura imprescindible en la evolución y el crecimiento de las mismas. Y en estas estaba cuando he sido consciente de que mi abuela cumple el lunes 92 años. 92 años son muchos años, pero realmente los que la conocen nunca dirían que tiene esa edad. Aunque en este momento siempre me acecha el pensamiento de que un año más es un año menos, quiero seguir pensando que ojalá las abuelas fueran eternas y que a la mía aún le queda mucha guerra que dar. Y ni siquiera guerra, porque ella es una santa, pero sí alegría, mucho cariño y mucha sensatez. Vamos, que como dice el estudio, las yayas son esenciales para aumentar el bienestar y la esperanza de vida de sus nietos. De hecho se ha demostrado que los cuidados de las abuelas pueden aumentar en 49 años nuestra esperanza de vida. Mi abuela me ha cuidado desde que tengo uso de razón. No tengo recuerdos de mi infancia, ni de mi adolescencia, ni de ahora mismo que no estén ligados a mi abuela. Y si por mí fuera, llegaría yo también a mis 92 años de la mano con ella. Siempre que nos vemos me despido con un «te quiero» porque aunque parezca muy obvio, es muy importante decirlo en alto. El lunes no voy a poder estar con ella para decirle «te quiero» en vivo y en directo pero confío que escrito también le llegue y le recuerde todo lo que significa para mí. Todos los que han podido disfrutar de sus abuelas, o abuelos –en mi caso los dos han sido uno de los pilares fundamentales de mi vida– entenderán de lo que hablo cuando digo que los abuelos son lo mejor que a uno le puede tocar en la vida. Son como una suerte de segundos padres que te consienten más, te miman más y te hablan desde esa experiencia que hace que sus palabras te acompañen en los momentos difíciles. Felicidades abuela. Mi único deseo es poder dedicarte muchas columnas así por varios años más.
Volver arriba
Newsletter