Publicidad
'A protestar a la Gran Vía' abre la temporada teatral en el Auditorio

'A protestar a la Gran Vía' abre la temporada teatral en el Auditorio

CULTURAS IR

Alfonso Mendiguchía y Patricia Estremera en un momento del montaje ‘A protestar a la Gran Vía’. | L.N.C. Ampliar imagen Alfonso Mendiguchía y Patricia Estremera en un momento del montaje ‘A protestar a la Gran Vía’. | L.N.C.
J.R. | 15/10/2019 A A
Imprimir
'A protestar a la Gran Vía' abre la temporada teatral en el Auditorio
Artes escénicas La obra analiza en clave de humor el rasgo más importante del ser humano: su capacidad para ser absolutamente incongruente
"Pensar una cosa, decir otra y hacer la contraria es un ejercicio de equilibrismo mental al alcance de pocos. Hay quien lo consigue, al resto siempre le queda ir a protestar a la Gran Vía".

Este es el punto de partida de la comedia de Alfonso Mendiguchía ‘A protestar a la Gran Vía’, que este jueves a las 21:00 horas con entradas a 10 euros abre la temporada teatral en el Auditorio Ciudad de León. Se podría pensar que el actor y dramaturgo está hablando de la clase política, pero no, en realidad está generalizando y lo extiende a todo el género humano, a lo que vulgarmente se conoce por la gente y su manifiesta capacidad para ser absolutamente incongruente, y lo que resulta más inquietante aún, su incapacidad para darse cuenta de ello.

Los Absurdos Teatro nace a principios de 2010 con su primer montaje ‘Desnudo, nadie es perfecto’, estrenado oficialmente en el teatro Zorrilla de Valladolid. Desde entonces este montaje lleva ya cerca de 400 funciones creando las líneas básicas de la compañía formada por Patricia Estremera y Alfonso Mendiguchía, que se resumen en «un teatro de humor pero hecho muy en serio», aseguran. «Nuestra idea es desenfocar la realidad a través del absurdo para llegar a los cimientos de este mundo en el que nos ha tocado vivir. Abordar los problemas que vemos desde un punto crítico, muy coherente, pero siempre desde el ángulo del humor. Atacar la locura cotidiana, en la que todos nos vemos envueltos, para desenmascararla desde dentro y siempre huyendo de moralinas aberrantes. Todo esto a través de un sello muy propio que se sustenta en textos propios y una puesta en escena limpia y precisa».
Volver arriba
Newsletter