Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
A la cabeza en Reservas de la Biosfera

A la cabeza en Reservas de la Biosfera

ACTUALIDAD IR

Paisaje de la Reserva de la Biosfera Valles de Omaña y Luna. | L.N.C. Ampliar imagen Paisaje de la Reserva de la Biosfera Valles de Omaña y Luna. | L.N.C.
L.N.C. | 14/02/2020 A A
Imprimir
A la cabeza en Reservas de la Biosfera
Medio Ambiente Cinco de las siete reconocidas en la provincia se encuentran en territorio de Cuatro Valles
La provincia de León se encuentra a la cabeza mundial en lo que se refiere al número de Reservas de la Biosfera, con siete espacios reconocidos como tal. De esas siete Reservas de la Biosfera reconocidas en la provincia de León, cinco se encuentran en el territorio de Cuatro Valles: Valle de Laciana, Babia, Alto Bernesga, Los Argüellos y Valles de Omaña y Luna, pudiendo decir que en Cuatro Valles se atesora la mayor concentración de Reservas de la Biosfera del territorio Europeo. Esta importante distinción, concedida por la Unesco, da una idea clara del gran patrimonio natural, cultural y etnográfico que existe en todo el territorio de Cuatro Valles.

En esta zona de la Montaña Cantábrica se forma un tapiz verde casi continuo de este a oeste y en sus abundantes bosques se cobijan especies tan emblemáticas como el oso, el urogallo, la liebre del piornal y, en sus prados, una ganadería milenaria.

Cabe recordar que las Reservas de la Biosfera son unas áreas designadas por la Unesco, dentro del Programa MaB (Programa sobre el hombre y la biosfera) con el objetivo de mejorar la relación de las personas con su entorno, armonizando la conservación de los recursos naturales con el bienestar de los habitantes del territorio.

En cada uno de estos cinco espacios se trabaja para buscar la forma de conciliar la conservación de la biodiversidad con el uso sostenible y el desarrollo económico de la zona, por desgracia la despoblación y la falta de recursos hace que esto no sea una tarea fácil, aunque se están logrando grandes avances gracias al trabajo de los agentes implicados así como al esfuerzo de los Ayuntamientos en los que se encuentran las reservas y al apoyo económico de la Diputación.
Volver arriba
Newsletter