Publicidad
A juicio por intentar atropellar a un ciclista con el que después se enzarzó en una pelea

A juicio por intentar atropellar a un ciclista con el que después se enzarzó en una pelea

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
R. Álvarez | 26/11/2022 A A
Imprimir
A juicio por intentar atropellar a un ciclista con el que después se enzarzó en una pelea
Tribunales Entre los acusados existía "una mala relación con mutuas denuncias previas por amenazas", según explica el fiscal en sus conclusiones provisionales
Durante dos días, este lunes y martes 28 y 29 de noviembre (a partir de las 9:30 horas), está previsto que la Audiencia Provincial de León acoja un juicio por los delitos de homicidio en grado de tentativa, lesiones y daños. Los acusados son dos varones que el 25 de julio de 2018 se enzarzaron en una pelea y para los que el fiscal pide las penas de tres años de cárcel y tres meses de multa en uno de los casos y de 18 meses de multa en el otro.

Según explica en sus conclusiones provisionales, sobre las 18:40 horas de ese día de hace cuatro años, uno de los procesados circulaba en una furgoneta cuando vio al otro en bicicleta, en grupo con otros tres ciclistas. Entre ambos –según el escrito– existía «una mala relación con mutuas denuncias previas por amenazas» y, por ello, remarca que el primero comenzó a «circular detrás, en paralelo y muy pegado a ellos». Los ciclistas se separaron entonces, ya que dos de ellos tomaron «por confusión» una salida. Los otros dos dieron dos vueltas a una rotonda seguidos por la furgoneta hasta que los adelantó, teniendo que apartarse «hacia un camino de tierra para no ser atropellados». Una vez retomaron la marcha, recoge el fiscal, el procesado que conducía la furgoneta, a 500 metros aproximadamente de los ciclistas, «dio la vuelta en un camino y, circulando en sentido contrario al carril por el que lo hacían ellos, se dirigió directamente hacia el otro acusado con intención de atropellarlo».

Falló, indica, porque pudo saltar de la bicicleta, pero a su paso la furgoneta golpeó en el pecho y en el brazo al otro acusado y arrastró su bicicleta, además de pasar por encima de la de su compañero. Los daños fueron en la del primero de 684 euros y en la del segundo se valoraron en 2.570.

La Fiscalía recoge que, en el momento en el que la furgoneta se dirigía en sentido contrario de la circulación hacia el otro acusado, el que iba en bicicleta, este le lanzó una piedra que impactó contra la luna del vehículo, «con intención de menoscabar la propiedad ajena», y causando daños a su vez en él tasados pericialmente en 777, 70 euros. Tras ello, el primero se bajó de la furgoneta con la piedra en la mano, se dirigió al de la bicicleta y le recriminó que la piedra casi alcanza a su hijo, que iba en el vehículo y, tras decirle «hijo de puta, te voy a matar», comenzó a golpearle –añade el fiscal– en «repetidas ocasiones en la cabeza, encima del casco que llevaba puesto, empezando un forcejeo en el que se agredieron mutuamente con golpes y puñetazos». El otro de los ciclistas intentó separarlos con la ayuda de un vecino que se acercó a ellos con un azadón que uno de los acusados intentó coger para, según gritaba, «picarlo en trozos y matarlo», tal y como recoge el escrito de la Fiscalía.

Como consecuencia de los golpes, el casco del ciclista «quedó inutilizado» y fue tasado pericialmente en 60 euros. Él sufrió contusiones en la región craneal, torácica y en el brazo izquierdo, mientras que el otro fue atendido por policontusiones (hematoma en la región orbitaria derecha más fractura orbitomolar, erosiones múltiples, equimosis patelar derecha, dolor y limitación funcional leve de raquis cervical y hombro izquierdo).

Prisión provisional

Por auto de fecha de 26 de julio de 2018 –un día después de los hechos–, se decretó la prisión provisional de uno de ellos por esta causa. Salió apenas unos días más tarde, ya que su libertad fue acordada el 3 de agosto de ese mismo año, cuando se le impuso la prohibición de aproximarse a menos de 300 metros y de comunicarse por cualquier medio con el otro acusado.

Para la Fiscalía, los hechos que relata en el escrito son constitutivos de los delitos de homicidio en grado de tentativa y de lesiones, que atribuye al primero de los acusados, al de la furgoneta, y de lesiones y daños, de los que responsabiliza al segundo, al de la bicicleta. Por ellos, pide para el primero las penas de tres años de cárcel y tres meses de multa con una cuota diaria de ocho euros, así como la prohibición de comunicarse o aproximarse al otro a menos de 300 metros durante otros tres años. Por su parte, para el acusado que iba en la bicicleta reclama nueve meses de multa por el delito de lesiones con una cuota diaria de ocho euros y otros nueve meses de multa con la misma cuota diaria por el delito de daños.

Por último el fiscal considera que en concepto de responsabilidad civil el acusado de la bicicleta debería indemnizar al otro en la cantidad de 7.302,06 euros por las lesiones y en 777,70 euros por los daños. Por su parte, estima que el de la furgoneta tendría que abonar al otro 627,44 euros por las lesiones, 60 euros por el casco y 684 euros por los desperfectos ocasionados a la bicicleta y 232,10 a Sacyl por la asistencia prestada. A lo que se sumarían también los 2.570 euros de la bicicleta del otro ciclista.
Volver arriba
Newsletter