Publicidad
A juicio por allanar una vivienda en Caboalles de Arriba y golpear a su dueña

A juicio por allanar una vivienda en Caboalles de Arriba y golpear a su dueña

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
R. Á. | 19/10/2021 A A
Imprimir
A juicio por allanar una vivienda en Caboalles de Arriba y golpear a su dueña
Tribunales El fiscal pide cinco años de prisión para el acusado, que tras salir de la casa frenó un vehículo y dio puñetazos tanto al coche como al conductor
Cinco años de prisión es la pena que el Ministerio Público considera que se debe imponer a un hombre que el 19 de julio de 2018 «forzó y echó abajo» la puerta de una vivienda en Caboalles de Arriba, golpeó a su propietaria «de forma deliberada, directa y continuada por todo el cuerpo con puñetazos y patadas» y, una vez fuera del domicilio, frenó un vehículo en la calle principal de la localidad y golpeó tanto al coche como a su conductor. El juicio, con jurado popular, se celebrará –tras varios aplazamientos– los días 20, 21 y 22 de este mes en la Audiencia Provincial de León.

Según las conclusiones provisionales del fiscal, el acusado, con antecedentes penales cancelables, también se dirigió con «actitud agresiva» a una menor de 13 años que estaba en la vivienda y que le suplicó que no le hiciera «nada». A la propietaria, que encontró en uno de los baños de la casa, le causó policontusiones y la fractura del décimo arco costal derecho. Heridas que necesitaron asistencia sanitaria y farmacológica, que tardaron en curar «50 días» y que le dejaron secuelas en forma de «neuralgias intercostales esporádicas». Los gastos de su asistencia sanitaria se fijaron en 196,55 euros.

Por su parte, los puñetazos que dio al conductor le causaron erosiones en el hombro izquierdo y heridas superficiales en el pabellón auricular izquierdo que tardaron siete días en curar, siempre según el escrito de la Fiscalía.

El juicio se celebrará en la Audiencia Provincial con jurado popular entre el miércoles y el viernes de esta semana Los desperfectos en la puerta de la vivienda han sido valorados en 150 euros a los que hay que sumar otros 60 de la reparación de los muebles del baño. Mientras, los costes de reparación del coche ascendieron a 180 euros.

Para el fiscal los hechos son constitutivos de un delito de allanamiento de morada, dos delitos de lesiones (uno de ellos leve) y uno más de daños por los que le pide cinco años de prisión, tres de ellos por el allanamiento y dos por las lesiones causadas a la dueña de la casa. Además, en concepto de responsabilidad civil considera que debe indemnizar a la mujer con 4.323 euros por las lesiones y 210 por los desperfectos en la vivienda, y al conductor con 180 por la reparación del vehículo y 285 por las heridas sufridas. A esto se añadirían, explica la Fiscalía, «aquellas cantidades que reclame el Sacyl como consecuencia de la atención sanitaria».

El acusado estuvo privado de libertad desde el día del suceso, 19 de julio de 2018, hasta el 22 de abril de 2019. Tras su salida se le impidió acercarse a menos de 500 metros de la mujer, así como comunicarse con ella por medio alguno a la espera del resultado del juicio, que finalmente se desarrollará entre el miércoles y el viernes de esta semana.
Volver arriba
Newsletter