Publicidad
A juicio por agredir a una mujer y a su padre con un cuchillo y unas tijeras tras discutir por un gato

A juicio por agredir a una mujer y a su padre con un cuchillo y unas tijeras tras discutir por un gato

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
R. Á. | 23/10/2020 A A
Imprimir
A juicio por agredir a una mujer y a su padre con un cuchillo y unas tijeras tras discutir por un gato
Sucesos El fiscal reclama a la acusada tres años y diez meses de cárcel. El suceso tuvo lugar en 2019 en la calle Cebrián esquina con Víctor de Los Ríos de León capital
Tres años y diez meses de prisión es la pena que el fiscal considera que debe imponerse a una mujer que el 25 de marzo de 2019 agredió "portando un cuchillo y unas tijeras" a otra "con la que el día anterior había mantenido una discusión por un tema de un gato". Los hechos –que se juzgarán el próximo lunes, 26 de octubre, a partir de las 14:00 horas– se produjeron en la calle Cebrián esquina con Víctor de los Ríos de León capital. Allí, la acusada se acercó a la otra mujer, que estaba acompañada por su padre en ese momento y que también resultó herido.

Según las conclusiones provisionales del fiscal, la mujer "sufrió lesiones consistentes en una herida incisa en la sien izquierda" que requirió de asistencia médica y tardó en curar 30 días, quedando como secuela una cicatriz de seis centímetros. Por su parte, su padre –que trató de impedir la agresión– sufrió una erosión superficial en la palma de la mano izquierda que también requirió asistencia pero que tardó solo en curar tres días y no dejó secuelas. Los gastos derivados de la asistencia sanitaria prestada a ambos fueron de 202,82 euros.

Para el Ministerio Público, lo detallado es constitutivo de dos delitos de lesiones, uno de ellos de carácter leve, por los que pide a la acusada la pena de tres años y diez meses de prisión. Además, considera que procede prohibir su acercamiento a la otra mujer (también a su domicilio y lugar de trabajo) a una distancia inferior a cien metros, así como comunicarse con ella a través de cualquier medio por un tiempo de cuatro años y diez meses. Respecto al padre, la prohibición de aproximación requerida también es de un mínimo de cien metros, en este caso por un periodo total de seis meses.

En concepto de responsabilidad civil, la fiscalía reclama en su escrito que la acusada indemnice a la mujer en la cantidad de 950 euros por las lesiones sufridas y 6.300 por las secuelas, mientras que pide que abone a su progenitor cien euros por el daño causado y a Sacyl los 202,82 euros que costó la atención médica prestada a ambos.
Volver arriba
Newsletter