Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
9.000 personas han hecho las maletas para trabajar fuera de León

9.000 personas han hecho las maletas para trabajar fuera de León

ACTUALIDAD IR

Imagen de archivo. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Imagen de archivo. | MAURICIO PEÑA
Ical | 16/10/2019 A A
Imprimir
9.000 personas han hecho las maletas para trabajar fuera de León
Empleo El 18% de los contratos que firman los castellanos y leoneses implica cambiar de provincia, la tercera tasa más alta de España
Castilla y León registró el año pasado más de 180.500 contratos que supusieron un cambio de provincia del profesional. Además, el 18,6 por ciento del total de los contratos firmados implicaron movilidad, 4,6 puntos porcentuales por encima de media nacional (14 por ciento), lo que supuso la tercera mayor tasa a nivel nacional, según un informe de Randstad con datos del Servicio de Empleo Público Estatal (Sepe).

En concreto, durante el pasado ejercicio se firmaron en Castilla y León 180.562 contratos que suponen el desplazamiento del profesional a otra provincia, siendo o no de la misma comunidad autónoma, lo que supone un 5,8 por ciento más con respecto a 2017.

A nivel provincial, Palencia y Soria fueron las únicas provincias de la región que registraron un saldo positivo, con 3.093 y 1.636 contratos respectivamente. Por otro lado, León (-9.123), Burgos (-8.687) y Salamanca (-7.416) fueron las provincias que más trabajadores perdieron. La siguen Zamora (-7.202), Ávila (-6.973), Valladolid (-1.502) y Segovia (-363).

En cuanto al peso de los contratos que exigieron movilidad con respecto al total de contratos, Ávila registró el porcentaje más alto de la región, el 22,4 por ciento, seguida por Segovia (19,7 por ciento) y Zamora (18,5 por ciento). A continuación, estuvieron Soria (18 por ciento), Burgos (16,2 por ciento) y León (15,6 por ciento). Cerraron la lista Palencia (15,3 por ciento), Salamanca (14,9 por ciento) y Valladolid (14,8 por ciento).

Los datos a nivel nacional revelan que la movilidad laboral interprovincial batió récords en 2018. Randstad destaca que este tipo de contratos supusieron 3,1 millones por primera vez en la historia. Además, el 14 por ciento del total de los contratos firmados durante el año suponen movilidad, la mayor tasa desde que hay registros.

Durante 2018 tuvieron lugar 3,1 millones de contratos que conllevaron el desplazamiento del profesional a otra provincia, siendo o no de la misma comunidad autónoma, lo que supone un 6,9 por ciento con respecto a 2018, cuando se registraron 2.914.055 contratos de movilidad, y 113,2 por ciento más que en 2001, la cifra más baja del periodo analizado, 1,4 millones.

Útil para jóvenes


El director de Relaciones Institucionales de Randstad, Luis Pérez, apuntó que la movilidad interprovincial en los últimos años no para de crecer, aupada por la recuperación del empleo en nuestro país. “Este año las cifras son históricas, lo que deberíamos considerar como una buena noticia, ya que este tipo de contratación es especialmente útil para jóvenes en búsqueda de una primera experiencia laboral o profesionales que no están encontrando oportunidades en sus lugares de origen”. Además, precisó que la escasez de talento en algunos sectores provoca un incremento de la movilidad de los trabajadores, ya que las empresas deben buscar talento más allá de su ubicación geográfica.

Randstad destaca que la mayor tasa en España se registra en la agricultura, ya que uno de cada cuatro contratos firmado en el sector supone un cambio de provincia (24,5 por ciento), casi diez puntos porcentuales por encima de la media nacional (14 por ciento).

También por delante de esta tasa se encuentra el sector de la construcción (17,2 por ciento), mientras que servicios (12,2 por ciento) e industria (10,2 por ciento), registraron pesos de contratos con movilidad menos relevantes.

Por otro lado, el 61,4 por ciento de los contratos que suponen movilidad interprovincial pertenece al sector servicios. Con un peso también a considerar se encuentran los que corresponden a la agricultura, siendo el 24,1 por ciento del total. Ya con pesos más discretos aparecen industria (7,5 por ciento) y construcción (7 por ciento).
Volver arriba
Newsletter