Publicidad
6.000 transportistas leoneses se suman a la huelga del sector

6.000 transportistas leoneses se suman a la huelga del sector

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 12/11/2021 A A
Imprimir
6.000 transportistas leoneses se suman a la huelga del sector
Transportes Las empresas leonesas de transporte se suman a la convocatoria de cierre patronal entre los días 20 y 22 de diciembre
El transporte, el sector cuyos empresarios van a la ‘huelga’ por Navidad. Lejos de querer hacer un símil con el entrañable anuncio de turrones, lo cierto es que el alza de los precios del combustible está "asfixiando" a las empresas de camioneros y repartidores de la provincia de León, motivo por el que se sumarán al cierre patronal que se ha convocado en todo el país entre los días 20 y 22 de diciembre.

Así lo confirmaba este jueves en declaraciones a este periódico en presidente de la Asociación Leonesa de Empresarios del Transporte (Altradime), Pablo Lorenzo, quien recuerda en primer lugar que se trata de un sector "muy globalizado" y que por tanto los problemas son los mismos en cualquier punto del país. "Estamos muy quemados por el incremento del precio del combustible y con la tasa que quieren imponer en 2024 para circular por las autovías, por la denominada euroviñeta. Nos van a cobrar ya hasta por existir", lamenta el máximo responsable de Altradime.

En este sentido, recuerda que el 23 de julio de 2020 se firmó un acuerdo con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en el que se establecía que no se impondría esa tasa sin un consenso con los profesionales del sector. "Ahora vuelven por sus fueros con la euroviñeta y los precios del combustible ya nos están ahogando demasiado. Ganamos más parados que trabajando. Para trabajar a pérdidas, mejor nos quedamos en casa, porque descansamos, ahorramos el combustible y no desgastamos el camión", agrega Lorenzo antes de confiar en que sí se mantengan otros puntos de aquel acuerdo, como el de no aumentar de 40 a 44 las toneladas el peso máximo de la mercancía que se puede transportar y de 4 a 4,5 metros la altura de los camiones.

El presidente de Altradime asegura que el sector del transporte genera en la provincia de León casi 6.000 puestos de trabajo directo entre los camioneros (3.200 licencias) y los repartidores, cuyo número se ha disparado en los últimos años a raíz de la creciente demanda del comercio electrónico. "A estas cifras habría que añadir el empleo indirecto de los talleres, la fabricación de neumáticos y repuestos, las compañías aseguradoras... Si tenemos menos ingresos, no se pueden mantener los camiones o las furgonetas en condiciones, no se pueden comprar nuevos vehículos y el parque móvil se envejece y sufre más averías, por lo que nos veremos todavía más ahogados", explica Lorenzo.

Las reivindicaciones de los transportistas se dirigen al Gobierno de España, pero también a sus clientes. En este sentido, el presidente de Altradime explica que la "atomización" del sector, formado mayoritariamente por empresas pequeñas, hace que "no tenga capacidad de negociación con los clientes a la hora de trasladar la subida en el precio del combustible". "Y el Gobierno está en cantado, porque mientras más suba, más recauda en impuestos", lamenta.

Es por eso que su principal exigencia es la de una cláusula de revisión del precio del combustible que sea obligatoria por ley para todas las empresas. "Si hay una subida, que se aplique directamente al precio de los portes sin consultar a nadie. Y si baja, exactamente lo mismo. El problema es que aquí de bajar el precio de los portes cuando se abarata el combustible se acuerda todo el mundo, pero no ocurre lo mismo ahora, porque somos el eslabón más débil de la cadena de producción", defiende el presidente de Altradime.
Además de las ya citadas, el sector del transporte de mercancías plantea otras reivindicaciones como la prohibición de que los conductores realicen la carga y descarga de los camiones o la construcción de áreas de descanso seguras y vigiladas para los profesionales. "Queremos poder dormir sin tener que vigilar toda la noche los camiones para que no nos roben la mercancía", concluye.

Mientras, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, aseguró que el Gobierno aún "tiene margen" para llegar a un acuerdo que evite el cierre. En este sentido, aseguró entender las "dificultades que el sector está afrontando" por la subida del combustible, aunque defendió que otras demandas como la relación "complicada" entre transportistas y cargadores se salen de su ámbito de actuación.
Volver arriba
Newsletter