Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

307 familias han sido desahuciadas en la provincia en la primera mitad del año

307 familias han sido desahuciadas en la provincia en la primera mitad del año

ACTUALIDAD IR

Imagen de archivo de una de las concentraciones de Stop Desahucios. | ICAL Ampliar imagen Imagen de archivo de una de las concentraciones de Stop Desahucios. | ICAL
I. Herrera | 15/10/2016 A A
Imprimir
307 familias han sido desahuciadas en la provincia en la primera mitad del año
Vivienda El número de lanzamientos continúa aumentando y en el segundo trimestre de este año se registraron 79 por ejecución hipotecaria y 89 por impago de alquiler
Cada vez se habla menos de ellos, pero los desahucios siguen a la orden del día.La prueba es que en el segundo trimestre de este año se incrementaron en la provincia de León un 26,6% los lanzamientos practicados en comparación al mismo periodo de hace un año. En total, 181 desahucios, 79 por ejecución hipotecaria y 89 por impagos del alquiler (el resto, 13, englobados en la categoría de otros). Esto supone que en la primera mitad de año 307 familias han sido desalojadas de su hogar.

La plataforma reconoce que han visto bajar el volumen de solicitudes de ayuda por ejecución hipotecaria, lo que significa que los acuerdos con los bancos parecen estar dando resultados El segundo trimestre de este año ha registrado las cifras de lanzamientos practicados más altas de los últimos ejercicios. Desde la plataforma Stop Desahucios de León sostienen que el problema sigue creciendo en el caso de los alquileres, pues mientras que en cuanto a las ejecuciones hipotecarias se han logrado ciertos acuerdos con las entidades bancarias, en más complejo, sostienen, negociar con los particulares. Además, añaden que las administraciones públicas no están haciendo nada a la hora de aportar un parque de viviendas públicas y que, las pocas que puede haber, presentan precios de mercado, y no de alquiler social. La plataforma reconoce que han visto bajar el volumen de solicitudes de ayuda por ejecución hipotecaria, lo que significa que los acuerdos con los bancos parecen estar dando resultados, mientras que siguen viendo crecer los casos de familias sobre las que pesa la sombra del desahucio porque no pueden pagar el alquiler.

En Castilla y León, el número de ejecuciones hipotecarias iniciadas en el segundo trimestre de 2016 fue de 361, lo que representa un descenso del 33,5% respecto a las 543 presentadas en el mismo periodo de 2015, según el informe ‘Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales’, publicada ayer por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Sin embargo, a pesar de la reducción de las ejecuciones hipotecarias en la comunidad, el número de lanzamientos practicados entre abril y junio experimentó un aumento del 2,8% respecto al mismo periodo del año anterior, al pasar de 793 a 815. El 55,7% de ellos –454– fue consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), mientras que otros 319 se derivó de ejecuciones hipotecarias y los 42 restantes obedecieron a otras causas.


Los beneficiarios de las ayudas al alquiler tienen que aportar más documentación


A pesar de formar parte del listado de beneficiarios de las ayudas al alquiler de la Junta de Castilla y León, que no cuenten aún con cobrar la subvención. Más de 2.000 personas aparecen como beneficiarios en la provincia de León en la resolución de la Consejería de Fomento de la convocatoria de ayudas con importe máximo incluido, sin embargo, todavía deberán presentar la documentación estipulada por la administración autonómica el pasado 28 de septiembre para poder cobrarlas.

Para aportar esta documentación tienen un plazo de un mes desde la publicación de la orden, es decir hasta el 28 del presente mesSegún la orden del pasado día 28, los beneficiarios deberán aportar justificación del pago de la renta durante todo el periodo subvencionable (de agosto de 2015 a julio de 2016) teniendo en cuenta que sólo se admitirán como documentos acreditativos los pagos efectuados mediante transferencia bancaria, domiciliación bancaria o el ingreso efectivo en la cuenta del arrendador, sin que sean válidos los recibos manuales.

Para aportar esta documentación tienen un plazo de un mes desde la publicación de la orden, es decir hasta el 28 del presente mes. Según la plataforma Stop Desahucios, estas condiciones (que no sean válidos los recibos manuales del pago de la renta) dejará a muchos beneficiarios sin percibir la ayuda al alquiler.
Volver arriba
Newsletter