Publicidad
21 razones para visitar la Ruta de Vino Toro en 2021

21 razones para visitar la Ruta de Vino Toro en 2021

ESPECIALES IR

En la fotografía, espectacular vista del Paseo del Espolón desde donde admirar la Vega del Duero. Ampliar imagen En la fotografía, espectacular vista del Paseo del Espolón desde donde admirar la Vega del Duero.
E. Niño | 01/07/2021 A A
Imprimir
21 razones para visitar la Ruta de Vino Toro en 2021
Turismo La alternativa perfecta para un fin de semana de turismo de interior a través del vino, la gastronomía, el patrimonio y la naturaleza
Entre las provincias de Zamora y Valladolid, la Ruta de Vino de Toro se ha convertido en un itinerario estrella de enoturismo marcado por la historia, cultura y gastronomía y por una tradición vinícola de calidad. La propuesta es sencilla pero fascinante: descubrir esta comarca a través del vino, la gastronomía, el patrimonio artístico-cultural y la naturaleza. La Ruta de Vino de Toro nace con el objetivo de ofrecer experiencias que ‘dejen huella’. Es la alternativa perfecta para un fin de semana de turismo de interior.

La Ruta del Vino de Toro cuenta con 26 bodegas únicas, y en cifras supone 430 kilómetros para disfrutar, 50 recursos para descubrir, y 28 poblaciones increíbles. Todo ello aderezado además con parajes singulares y paradisíacos, con un patrimonio vegetal único y ancestral, como son sus viñedos. Aglutina la tradición más longeva con la modernidad y la innovación, permitiendo a los viajeros hacer un recorrido por la historia, siempre saboreando los mejores vinos con Denominación de Origen.

El río Duero dibuja el terreno y se encarga de regar los viñedos de las comarcas vitivinícolas más afamadas de la región, como los municipios de la Ruta del Vino de Toro. Sus aguas son uno de los ejes culturales más importantes de Castilla y León, ofreciendo un plus a la hora de disfrutar de una oferta turística de naturaleza, arte y gastronomía.

¿Porqué visitarla?


La Ruta de Vino de Toro ofrece muchas razonas para conocerla, visitarla y recorrerla, pero destacan 21 motivos como admirar la Vega del Duero desde el Mirador del Paseo del Espolón, asombrarse de la belleza a todo color del Pórtico de la Majestad de la Colegiata de Toro, o madrugar para ver salir el Zangarrón de Sanzoles la mañana del 26 de diciembre. Sino, también se puede visitar su Museo y ver el colorido de sus trajes y la rigidez de los cencerros en su Museo abierto todo el año bajo petición.

¿Más razones? Aquí podemos descubrir la tumba del Rey Godo Chindasvinto, y de su mujer Reciberga en la Iglesia de San Román de Hornija, darnos un capricho muy especial con una mañana de wine-spa relajante en Hotel Eurostars Valbusenda 5*, o aprender cómo se hace el queso, conocer la historia de una familia que ha revolucionado el “quesoturismo” y por supuesto degustarlo en todas sus vertientes en el Museo del Queso Chillón.

Nuestra visita puede llevarnos a pasear por viñedos, de todo tipo, desde prefiloxericos y ancestrales con más de 100 años, hasta los nuevos y llenos de vida y futuro, a dormir en un castillo neogótico en complejo enoturístico MonteLa Reina, o en una habitación con vistas a la Colegiata de Santa María en Hotel Juan II, o a adentrarnos en una de las bodegas subterráneas, las históricas o la más pequeña de la D.O. Toro que sigue elaborando vinos en instalaciones centenarias, la Bodega Valdigal.

Podremos ejercitar nuestros sentidos escuchando el sonido de violín en directo mientras catas la selección de vinos de Bodega Liberalia; comer una calandraca en el Bar Imperial, o un arroz hecho a la zamorana en Bodega Divina Proporción o un Bacalao en Restaurante La Colegiata; o deleitarnos con una tarde de vermouths y tapas en Vermutheria Aventón. ¿Y qué significa Aventón? Deberás ir a Morales de Toro para averiguarlo.

Las opciones y razones para visitar la Ruta de Vino de Toro no terminan: pasear a las orillas del Río Duero y cruzar el puente; o hacer tu propio vino, elegir su nombre, la etiqueta… Y tachán listo para ti gracias a Bodega VocarrajeVino Abdón Segovia.

Podemos recorrer las calles, plazas y rincones de Toro, admirar sus casas señoriales, sus iglesias, y monasterios;escuchar la leyenda de Antona García y la Rejadorada que ahora da nombre a vino, bodega y posada; o adentrarnos en un museo para tocar, oler, degustar… Ese es el Museo del Vino Pagos del Rey, donde verás desde un viñedo real, a aperos tradicionales, vídeos de la Fiesta de la Vendimia y probar los vinos de Félix Solís.

¿Más propuestas? Acudir a un concierto, un monólogo, o a una representación teatral de las que cada semana hay, por la intensa agenda cultural que se organiza desde el Ayuntamiento de Toro, y muchas de estas actividades se realizan en el emblemático Teatro LaTorre. Podrás elegir tu favorito entre los cuadros expuestos en Bodega Fariña de todos los que se han presentado a su concurso ‘Primero’; o catar, probar, y brindar con alguno de sus tintos, o blancos o rosados… Siempre acompañados de buenos embutidos cómo los de Maltrasa o de Ballesteros. Y para aquellos más golosos con Chocolates de La Superlativa.

Hay más de 21 razones para optar para la Ruta de Vino de Toro como destino turístico, pero la mejor razón es que están seguros que lo vas a disfrutar, que vas a querer repetir y que te recibirán con los brazos abiertos.
Volver arriba
Newsletter