Publicidad
20 años no son nada

20 años no son nada

DEPORTES IR

Un instante del Foro del Deporte. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Un instante del Foro del Deporte. | SAÚL ARÉN
| 03/06/2021 A A
Imprimir
20 años no son nada
Opinión Por Javier Callejo
La verdad es que se podría hablar de las bajas del Ademar para la temporada que viene, de la actualidad marcada por fases finales, fases de ascenso y descensos, tanto en masculino como en femenino, o de nombres propios tales como Gonzalo Pérez y su explosión definitiva en el extremo derecho ademarista. Pero me gustaría utilizar estas líneas para recordar, tal y como se ha hecho estos últimos días gracias al FID León, a ese Ademar campeón de liga allá por junio del año 2001.

Y como 20 años no son nada, en cuanto buscamos en nuestros recuerdos quienes pudimos vivir aquello en primera persona, solo encontramos alegría, júbilo, felicidad. Era hacer historia, pero en aquel momento no se sabía cómo ahora que lo conseguido era algo extraordinario. Permitidme que hable de mí en estas líneas, de esos recuerdos que me vienen a la cabeza. El equipo en agosto al comenzar la pretemporada estaba ‘en cuadro’. Tanto es así que unos cuantos jugadores recién salidos de juveniles íbamos a completar los entrenamientos –ahora es cuando me alegro de que hubiera tantas bajas- y tuvimos la suerte de ver en primera persona el proceso de lo que sería el mayor logro del deporte colectivo leonés. Perdimos muchos partidos en pretemporada; en un torneo en Portugal, Manolo Cadenas nos sacó a los jóvenes del vestuario porque quería dirigirse solo a los profesionales. Dio igual, porque a través de la puerta lo oímos todo claramente. Su tono ayudaba a que traspasara los límites del vestuario. Tuve la suerte de vivir casi a diario durante toda la temporada los entrenamientos con esos héroes de nuestra ciudad.

Me quedo con dos momentos que llevo en mi recuerdo tan nítidos como si se sucedieran delante de mí. Manolo Colón, el auténtico todoterreno del equipo, le dijo a Alberto Entrerríos e Iker Romero al final del último partido contra el Portland San Antonio cuando ya éramos campeones: “ganarás muchas más ligas, pero ninguna como esta”. No falló el tío, ganaron muchas, pero ninguna con todo lo que rodeó aquella. La otra imagen, el autobús conducido por nuestro amigo Tomé, que despacito iba avanzando por el puente de los leones en dirección a Santo Domingo y que en su techo llevaba a toda la plantilla del equipo, un servidor incluido. La humildad y sorpresa con la que todos alucinábamos de que tanta gente hubiera salido a vernos, pensando que solo jugábamos a balonmano, que igual no merecíamos tanto
Estas últimas palabras se las escuché a un protagonista, de los que luego fueron los mejores del mundo. Esa humildad, que llevó a un equipo modesto a alcanzar la gloria. Esa humildad con la que toda la plantilla entrenó, todo el cuerpo técnico se volcó, y toda la directiva unió fuerzas. Y la misma con la que toda la afición llenó el Palacio hasta la bandera.

Con la misma humildad, no quiero dejar pasar la oportunidad de a quienes fueron presidente y gerente recordarles, ya que mucho tuvieron que ver. Era de ley que este artículo sea para los protagonistas auténticos de nuestro Ademar campeón de liga.
Volver arriba
Newsletter