Publicidad
17 consistorios leoneses cambiarían de color con la propuesta de Feijóo

17 consistorios leoneses cambiarían de color con la propuesta de Feijóo

ACTUALIDAD IR

Imagen de archivo de una votación y una tabla con los cambios de color político que habría en la provincia. | L.N.C. Ampliar imagen Imagen de archivo de una votación y una tabla con los cambios de color político que habría en la provincia. | L.N.C.
L.N.C. | 25/01/2023 A A
Imprimir
17 consistorios leoneses cambiarían de color con la propuesta de Feijóo
Política La formación conservadora sería la más perjudicada si saliera adelante la idea de su propio presidente de que gobernase la lista más votada a costa de quitar más poder a los plenos
Una iglesia de Cádiz, la mítica San Felipe Neri, fue el escenario elegido pro el actual presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, para presentar su propuesta con la que pretende huir de lo que desde la formación conservadora se consideran "populismos". Aunque siempre se ha mostrado reticente a implantar un cordón sanitario contra la ultraderecha de Vox, el Partido Popular sale al paso de este modo de las críticas recibidas por el pacto con la formación de Santiago Abascal en Castilla y León, un pacto que lleva dos semanas en el ojo del huracán y que ha despertado miradas hacia esta comunidad desde toda Europa.

La propuesta de Feijóo destaca como alternativa a los pactos con las formaciones consideradas "populistas" en los ayuntamientos de cara a las elecciones municipales del próximo 28 de mayo, aunque nada ha dicho de evitar esos pactos en las comunidades autónomas ni por supuesto en el Congreso de los Diputados. En la iniciativa de los populares se pretende, además, quitar poder en los consistorios a los plenos municipales, ya que de otra manera resulta caótico que se dejase alcanzar la alcaldía al más votado pero éste no pudiera sacar adelante sus propuesta en las votaciones correspondientes.

En el caso de la provincia de León son un total de 17 sobre los 211 totales los municipios que actualmente cambiarían de color político en el caso de que se cumpliera la propuesta de Feijóo. De esos 17, precisamente el Partido Popular ha alcanzado el poder gracias a pactos con otras formaciones en un total de nueve, siendo de este modo el partido más beneficiado por los acuerdos entre partidos para que no gobernase, precisamente, la lista más votada. Entre todos ellos, quizá el más destacado sea el de Villaquilambre, donde un acuerdo a cuatro bandas desbancó a los socialistas del poder, después de que el candidato Jorge Pérez hubiera sido, con notable diferencia, el votado en las pasadas elecciones de 2015.

También llama la atención, en el sentido contrario, el caso del que se presume como uno de los principales escenarios de enfrentamiento entre los dos grandes partidos de cara al 28 de mayo, Astorga, donde el resultado fue extraordinariamente ajustado en los pasados comicios, resultado el PP el partido más votado y siendo desbancado por el PSOE de Juan José Alonso Perandones gracias a su acuerdo con Izquierda Unidad. Lo que pase en la próxima primavera es todavía una gran incógnita, después de que el PP haya confirmado que repite como candidato José Luis Nieto y sin que el PSOE ni el actual regidor se hayan manifestado hasta la fecha sobre la continuidad de éste.

De todos los ayuntamientos de la provincia que cambiaron de color gracias a los pactos, sin duda el más conflictivo de todos ellos ha sido (y probablemente seguirá siendo hasta el final del mandato) Cacabelos, donde el PP fue la fuerza más votada y el socialista Junior Rodríguez se alzó con el bastón de mando gracias a un pacto con otras formaciones de izquierdas. Los pactos también permitieron a los socialistas gobernar en Benavides de Órbigo, después de muchos años durante los que la localidad del Órbigo ha sido uno de los grandes feudos referentes del Partido Popular, en manos hasta 2015 de Ana Rosa Sopeña.

En el caso de la Unión del Pueblo Leonés, son dos los ayuntamientos que ha conseguido gracias los acuerdos con otras formaciones (Villamañán y Villanueva de las Manzanas), mientras que perdió Ardón por el mismo motivo, un municipio cercano a la capital de la provincia donde el actual alcalde, el popular Jesús Alonso Castrillo, sigue envuelto en la polémica por el pago "irregular" según los leonesistas de más de 4.000 euros a la concejala que fue determinante para ese cambio de poder.

Con todo ello se presenta un panorama muy incierto en cuanto a la consecución de los planes de Feijóo, que de momento alcanzan sólo el ámbito municipal, como ya se ha escrito, pero que dejaría que fueran minorías las que terminaran asumiendo el poder y dejando la gobernabilidad institucional en una gran inestabilidad.
Volver arriba
Newsletter