Publicidad
142.000 veraneantes llenan el León rural durante agosto

142.000 veraneantes llenan el León rural durante agosto

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
V.S.V. / D.L.M. | 04/08/2019 A A
Imprimir
142.000 veraneantes llenan el León rural durante agosto
Despoblación Más de 45 municipios logran duplicar su censo del resto del año
La España vacía –o vaciada, como dicen muchos– no lo es tanto en verano. La población estacional infla cada mes de agosto los censos de la provincia leonesa y, según los datos del Ministerio de Política Territorial y Función Pública en relación al ejercicio de 2017, 141.931 personas habitan de manera temporal en algún pueblo de la provincia de León.

Casi 142.000 personas que suponen una inyección de más del 50 por ciento al mundo rural leonés. En los datos facilitados por el Ministerio no aparecen datos relativos a la ciudad de León y Ponferrada –que cuentan con más de 20.000 habitantes–, por lo que los veraneantes suponen más de la mitad de los 273.735 vecinos del León rural.
Tanto es así que en un importante número de municipios se logra duplicar, en algunos incluso triplicar, los padrones habituales. Un total de 45 ayuntamientos logran un incremento superior al cien por cien en en su población en los meses de verano.

Los mayores incrementos porcentuales se sitúan principalmente en la Montaña oriental y central, además de en algunas zonas del Páramo y la Maragatería. No obstante y de manera más aislada, los aumentos más importantes aparecen en Tierra de Campos (Villazanzo de Valderaduey y Villaselán) o La Cabrera (Truchas).

Los mayores incrementos porcentuales se sitúan principalmente en la Montaña oriental y centralPor su parte, en términos absolutos, los municipios de mayor tamaño son los que también acogen a un mayor número de veraneantes habituales. En este sentido, cabeceras de comarca como Villablino, Valencia de Don Juan, Astorga o Cistierna aparecen entre los ayunatmientos que acogen a un mayor número de vecinos estacionales cada mes de agosto.

En la otra cara de la moneda, se sitúan los municipios del alfoz de León y Ponferrada.
Villaquilambre, Cubillos del Sil, Sariegos, Sancedo o Santovenia de la Valdoncina se sitúan así como algunos de los ayuntamientos con un porcentaje más bajo de veraneantes en la provincia, muchos de los cuales no llegan ni a una décima parte de los vecinos que nutren su padrón durante el resto del año. Junto al alfoz de la capital, la comarca de El Bierzo es una de las zonas que presenta un menor índice de población estacional a excepción de los municipios más cercanos a Galicia. En esta parte de la comarca berciana, ayuntamientos como los de Balboa, Oencia, Trabadelo o Sobrado logran duplicar el número de residentes habituales con la llegada del verano.

En términos absolutos, San Adrián del Valle, Campazas, Cabañas Raras o Castrillo de la Valduerna son algunos de los ayuntamientos leoneses que registran un menor número de llegadas de turistas recurrentes en el verano. Ninguno de estos municipios llega al medio centenar de nuevos pobladores en la temporada estival.

La mayor parte de la provincia se sitúa en una horquilla de crecimiento entre el 50 y el cien por cien de su censo. De esta manera, la media de crecimiento de la población en el medio rural leonés se sitúa en el 50,9 por ciento.


Impacto en los servicios

 


Con todo ello, los pueblos que engrosan la ‘Laponia leonesa’ durante el resto del año abandonan las soledades habituales de sus calles. Sin embargo, este aumento de la población exige retos para los Ayuntamientos, que se ven obligados a redimensionar los servicios para hacer frente a las demandas sin que decaiga la calidad en la prestación que se les da a los vecinos que viven durante el resto del año. En algunos servicios, como los sanitarios se da la circunstancias de que a las vacaciones del personal se suma el mayor número de personas a las que atender. También se nota en las basuras, la limpieza, las instalaciones de ocio o los consumos de agua.
Volver arriba
Newsletter