Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Protección a la tercera edad

ACTUALIDADIR

Casi una cuarta parte de la población de León tiene más de 65 años. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Casi una cuarta parte de la población de León tiene más de 65 años. | MAURICIO PEÑA
R. Álvarez | 10/01/2017 A A
Imprimir
Protección a la tercera edad
Seguridad La Policía Local crea un Grupo de Mayores, formado por tres agentes, y que prestará servicio a más de 31.400 personas, el 24,5% de la población de León
Pretenden reforzar la ayuda, protección y seguridad de un colectivo, el de los mayores de 65 años, que representa a casi una cuarta parte de la población de la capital leonesa. Con este fin nace el Grupo de Mayores de la Policía Local de León, que estará integrado por tres agentes, y que se suma a los reconocidos Paidós (unidad centrada en los menores) y Gamu (en las mujeres).

El envejecimiento de la población es una realidad social a tener en cuenta. Más de 31.480 vecinos de León, el 24,5% del total, son mayores de 65 años y, por ello, se ha querido prestar mayor atención a este colectivo. De ello se encargará este nuevo grupo de agentes presentado este lunes por el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Fernando Salguero, quien hizo hincapié en esta necesidad.

Se busca sobre todo prevenir, y que una enfermedad mental, la desestructuración familiar, la ausencia de hábitos de respeto a los demás, el hacinamiento en viviendas pequeñas o la sobrecarga en la función del cuidador no se conviertan en un problema para los mayores que pueda derivar, por ejemplo, en una situación de malos tratos. Salguero estuvo acompañado en la presentación por la mayor de la Policía Local, Edelmira Martínez, que tiene claro que estos agentes se encargarán del «desarrollo y bienestar» de quienes forman ya parte de la tercera edad, de poner un ojo en que no se produzcan «situaciones de riesgo y exclusión social y de aportar información, conocimientos y herramientas sobre aspectos específicos que faciliten una sociedad segura ofreciendo la oportunidad de aprender nuevas materias y potenciando las relaciones sociales compartiendo experiencias».

Así, como complemento a la actividad de este grupo se ha editado una ‘Guía de medidas preventivas y de seguridad para nuestras personas mayores’ que pretende ser un manual con el que se tienda la mano a este colectivo, ofreciéndoles consejos para evitar robos, hurtos y estafas, tanto en la calle como en casa y, en el caso de que hayan sido víctimas de alguna de estas situaciones, informándoles de cuáles deberían de ser los pasos a seguir después.

Como curiosidad, Edelmira Martínez subrayó que cada vez se está detectando más entre los mayores el ‘síndrome de la abuela esclava’, que se trata de una enfermedad considerada como grave y que afecta a aquellas mujeres que sufren un exceso de responsabilidades directas como amas de casa, cuidadoras o educadoras y que les provoca un elevado grado de sufrimiento crónico que se traduce en un deterioro de su calidad de vida. Destaca también el ‘síndrome de Diógenes’, que se acompaña del aislamiento y que es, junto con el anterior, uno de los que más ocupa a los agentes hasta el momento, tanto de la Policía de Barrio como de la Brigada de Seguridad Ciudadana.

En la guía se reúnen los principales teléfonos de interés y una dirección de correo electrónico para contactar con los agentes del Grupo de Mayores; un test de seguridad para evaluar la situación de cada uno y recomendaciones estructuradas en diferentes apartados. El primero, trata sobre la prevención de robos, timos y estafas, el segundo sobre cómo evitar robos y hurtos (en la calle, en el domicilio, en los viajes y en el banco y establecimientos comerciales), el tercero están pensado para no caer en timos y estafas (en la calle, en internet y por carta, correo electrónico o teléfono) y el cuarto relata qué hacer si se ha sido víctima de uno de estos delitos.
Volver arriba