Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Por las faldas del Teleno

VERANOIR

Bajando hacia Pozos. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Bajando hacia Pozos. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 19/05/2017 A A
Imprimir
Por las faldas del Teleno
La ruta de la semana Ruta cabreiresa entre Corporales y Pozos por la cara sur de la Sierra del Teleno que se caracteriza por su sencillez y diversidad paisajística
La comarca de la Cabrera era hace años un territorio poblado y demasiado olvidado de las instituciones, debido a su lejanía de los centros de decisión y a la pobreza del terreno. En un momento determinado comenzó a despoblarse y algunos políticos vieron en sus gentes posibles votantes a los que convencer.

Sin embargo la zona comenzó a prosperar con la instalación de canteras que proporcionaban trabajo a sus habitantes y a quienes se instalaran cerca de las explotaciones, lo que hizo crecer la población y mejoró las comunicaciones. La crisis hizo que cerraran muchas de esas canteras y ahora la zona languidece con una despoblación galopante en casi todos sus lugares.

Los ayuntamientos ven en el turismo y en la elaboración de rutas un aliciente para dar un impulso a sus municipios y han editando folletos animando a las personas a visitar las maravillas de los caminos cabreireses. Lugares como el Lago de Truchillas, el Teleno o el Vizcodillo han aparecido en estas páginas. La ruta que sigue es más modesta pero no por ello menos interesante.

Desarrollo de la ruta


Comienza la ruta a poco menos de tres kilómetros de Corporales, cuando la carretera da un brusco giro a la izquierda para subir hacia el puerto de las Portillas, el más alto de la provincia de León. Quien desee comenzar en Corporales ha de añadir estos tres kilómetros de carretera a la ruta.

Se toma un camino bien marcado con praderas y algunas ruinas a la derecha, y es necesario, nada más salir cruzar un paso canadiense para evitar que el ganado baje a la carretera. Subiendo una pequeña cuesta hay una majada a la izquierda y al fondo los roquedos del Teleno. El camino continúa siempre ascendente durante algo menos de cuatro kilómetros por el valle del arroyo de las Rubias, que suele estar seco, hasta llegar a una curva muy marcada, que abandona el valle del arroyo para subir a la loma, llegar al alto de la Beliella y pasar a otro valle, donde no se verá directamente el Teleno, pero sí su sierra. Desde esa loma, además de todos los roquedos que componen la sierra del Teleno, se puede contemplar cumbres como la Cabeza de la Yegua, sobre el Morredero, las Berdiainas y toda la línea divisoria de cumbres entre el Bierzo y la Cabrera.



El valle siguiente ya comienza a descender haca Pozos, aunque en ningún momento se verá esta localidad, pues se camina por la ladera de la parte alta del valle; el camino baja entre brezos y tojos hasta llegar a una zona rocosa donde se estrecha un poco, para pasar al momento por el arroyo de Valdevecios, que sí suele llevar agua. Continúa el la ruta y poco después asciende hasta llegar a un cruce, donde la pista sube en una larga revuelta, que si se toma se puede ir a la cascada, aunque la opción propuesta es bajar directamente a Pozos por un camino algo peor que la pista que se ha recorrido hasta el momento, pero bien visible y marcado.

Desde este punto la ruta desciende por la zona del Escobalón hacia las Degolladas, donde existe un collado desde el que se ve la carretera hacia el fondo y la localidad de Morla, así como el pico Vizcodillo a la derecha y aún no se puede ver Pozos ya que es necesario recorrer toda la vaguada para llegar a otro collado llamado de las Fidelinas, desde el que al dar la vuelta se puede divisar en lo más bajo del valle, cercano a unos pinares, la localidad de Pozos.

Pozos tiene dos barrios bien diferenciados: el del depósito con una serie de construcciones en ruinas y un centro con buenas construcciones, y el de la iglesia que aún mantiene muchas de las construcciones tradicionales cabreiresas y algunos rincones que no han perdido el sabor del tiempo.

El descenso se puede realizar directamente hacia el depósito, desde donde sale un camino que va al barrio de la iglesia a para llegar a un primer edificio que en sus tiempos fue la escuela, entrando en el pueblo donde finaliza la ruta.
Volver arriba