Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Malena Alterio: "Chéjov es un autor donde yo me reconozco"

CULTURASIR

Adriana Ozores, Fernando Tejero, Malena Alterio, Enric Benavent y Ernesto Alterio conforman el reparto de la obra teatral ‘¡Atchússs!’ que este jueves llega al Auditorio de León.| JAVIER NAVAL Ampliar imagen Adriana Ozores, Fernando Tejero, Malena Alterio, Enric Benavent y Ernesto Alterio conforman el reparto de la obra teatral ‘¡Atchússs!’ que este jueves llega al Auditorio de León.| JAVIER NAVAL
Emilio L. Castellanos | 16/02/2017 A A
Imprimir
Malena Alterio: "Chéjov es un autor donde yo me reconozco"
Teatro La actriz argentina forma parte del elenco artístico que este jueves acude al Auditorio para poner en escena ‘Atchúusss!!!’, una selección de piezas breves del prestigioso dramaturgo ruso Antón Chéjov
El teatro universal rinde reverencia perpetua a Antón Chéjov. Títulos como ‘La gaviota’, ‘Tío Vania’ o ‘El jardín de los cerezos’, dada su condición de obras maestras e imprescindibles, engalanan la historia del arte dramático y coronan a su autor. Médico de profesión, ocultó el ejercicio de la literatura durante su juventud bajo el seudónimo de Antosha Chejonte, firma que amparó numerosos textos breves (desde relatos cortos a sátiras, caricaturas, esbozos y diálogos humorísticos) a los que no pudo sustraerse el teatro de la época al trasladarlos al escenario y dotarlos de una acción escénica, costumbre que hoy se mantiene vigente. Precisamente, ‘Atchúusss!!!’, el espectáculo que hoy se representa en el Auditorio ‘Ciudad de León’ (21 horas; entradas a 21 euros), propicia que algunos de estos cuentos (‘La seducción’, ‘Poquita cosa’, ‘El oso’, ‘La petición’ y ‘La criatura indefensa’ ) cobren vida frente al espectador. "Chejov siempre escribió acerca de la condición humana, de nuestras miserias y nuestras virtudes. Ya en estos cuentos, a pesar de su aparente liviandad, hay una profundidad en torno a nuestra incapacidad a la hora de amar, a nuestra mezquindad en asuntos de dinero...". Son palabras de Malena Alterio, una de las integrantes del elenco que participará en la representación y que cuenta con actores de la relevancia de su propio hermano, Ernesto Alterio, Adriana Ozores, Fernando Tejero y Enric Benavent, sometidos a una puesta en escena ideada por Carles Alfaro, uno de los más reputados y prolíficos directores del teatro español actual al que avalan varios premios (entre ellos cuatro Max) y una trayectoria intensísima que le ha permitido colaborar con el Teatro La Abadía, el Centro Dramático Nacional, la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Teatro de La Zarzuela, Teatro Español, Teatre Nacional de Catalunya y el Teatre Lliure, entre otros.

Adaptados para el teatro por Enric Benavent y Carles Alfaro, los cinco cuentos que articulan el montaje, "son pequeños relojitos perfectamente construidos", se revisten de un talante humorístico y confieren a la función una serie de rasgos propios y exclusivos a través de los cuales se propone una reflexión sobre la circunstancia humana. "Desde luego, cualquiera se puede identificar con esos personajes. Y eso da cuenta de la grandeza del teatro de Chéjov. Se mantiene vigente, permanece a través de los tiempos y permanecerá", reconoce Malena Alterio, quien ya, anteriormente, había tenido oportunidad de medirse con el teatro del dramaturgo ruso en sendas versiones de ‘La gaviota’ y ‘Tío Vania’, a cargo de Daniel Veronese y el propio Alfaro, respectivamente. "Chéjov es uno de mis autores favoritos porque lo entiendo, porque me emociona, porque me gusta su poesía y los subtextos que maneja, porque es inteligente... Es un autor donde yo me reconozco".

Carles Alfaro ha servido de guía a todo el proceso de elaboración de un espectáculo, "su dirección ha sido exquisita", que se beneficia de un trabajo actoral especialmente cuidado, riguroso y detallado. "El cuerpo, el alma y la voz son nuestros y esa ha sido nuestra aportación a un trabajo que parte de una partitura fantástica, los cinco cuentos. Somos todos un equipo y vamos todos a una".

La trayectoria de Malena Alterio como actriz es dilatada pero a veces queda minimizada por la popularidad que le ha proporcionado la televisión, sobre todo su participación en la exitosa telecomedia ‘Aquí no hay quien viva’, donde se puso de manifiesto su vis cómica y quedó acentuada su complicidad con Fernando Tejero, compañero de reparto en ‘Atchúusss!!!’ y con el que ha coincidido en otros filmes y series. Ella ha tenido oportunidad de trabajar con directores teatrales tan destacados como Veronese, Tolcachir, Vera o Lima, "gente muy diferente que ha favorecido mi crecimiento".

"El teatro es algo más artesano y donde uno es más dueño de su trabajo. Además, la exhibición diaria te permite rectificar. Tener el público frente a ti es un vértigo placentero que te obliga a caminar sobre una cuerda sin saber cómo vas a salir parado", asegura Malena Alterio a propósito de un arte teatral que contrasta con el cine y la televisión, donde ella, confiesa, también se siente muy a gusto. "Yo voy donde me lleva el viento, donde la gente me llama y donde yo piense que puedo crecer un poco más como actriz y como persona". Actriz versátil, tal y como desvela su biografía artística, el gran público la reconoce sobre todo por su facilidad para la comedia. Aun así, de ella se ausenta cualquier amenaza de encasillamiento dada la variedad de registros en los que se mueve. "Es cierto que a nivel popular se me conoce por determinados papeles, pero yo sé que puedo hacer otras cosas y que me llaman para hacerlas. Lo que realmente me daría miedo sería no trabajar. Soy una privilegiada. Con la cantidad de paro que hay en el sector y los malabares que hace mucha gente para llegar a fin de mes, que te sigan llamando es un lujazo. Aun así, una siempre está con ese temor de que no te llamen". Comedia o drama. La eterna cuestión. "La comedia es gratificante cuando funciona porque el resultado es inmediato. La carcajada está ahí, tú la sientes. Hacer reír es gloria para mí, pero el drama es igual de satisfactorio. Una cosa se nutre de la otra y viceversa. El drama requiere otro tiempo, otra forma, otras pausas, otros silencios... Aunque podamos ser ubicados más en un género que en otro, somos por encima de todo actores. Poder hacer de todo es fantástico".

En ‘Atchúusss!!!’ coincide sobre el escenario con una de las mejores actrices de su generación, Adriana Ozores, miembro como ella, hija del gran Héctor Alterio y hermano del ya citado Ernesto, de una generación de artistas. Ello no le supone ahora mismo ningún inconveniente o le ha suscitado responsabilidades añadidas. "Puede que al principio de mi carrera hubiera algo de eso, pero actualmente me guío por mi propia exigencia. No tengo competencias con nadie. Mi papá es mi papá y para mí es un gran referente y un faro. Es un ser incomparable y especial. Sería absurdo medirme ahí. El es él y yo soy yo".
Volver arriba