Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

León, Cuna de despedidas de solteros

BLOGGINGIR

08/07/2017 A A
Imprimir
León, Cuna de despedidas de solteros
Sin duda el principal reto al que se enfrenta una ciudad monumental y turística como León cuando organiza una campaña de publicidad dirigida a los forasteros, es que tenga éxito, que funcione y que la ciudad se llene de gente.

Ese primer objetivo, bastante difícil por cierto ya que competimos frente a ciudades con galones en esto del turismo, ya se ha conseguido, puesto que no hay fin de semana que no esté lleno de ciudadanos de otras provincias.

Sin embargo dentro de ese turismo que abarrota nuestras calles, se ha colado o mejor dicho, han permitido un tipo de turismo diferente, el de las ‘Despedidas de solteros’.

Conseguir el turismo de calidad o ‘la crème de la crème’, que diría algún cursi, no aparece de la noche a la mañana, es un largo camino lleno de obstáculos en el que están presentes muchos colectivos que van desde instituciones, que son las que invierten los euros de todos los vecinos hasta los vehículos que transmiten el mensaje, los medios de comunicación, para que una moda ‘perruna’, amparada por un pequeño sector (que solo está para ordeñar), lo envíe todo al garete.

Cenar en un restaurante con veinte ‘mamaos’ ataviados con pantalones piratas (prenda que en su ciudad de origen no tienen valor a ponerse) y camisetas con pareados creados tras varias horas de invocación a las musas, supongo que no es un plan agradable para muchos turistas que, seguramente han hecho un gran esfuerzo para poder pasar un par de días en nuestro León. Muchos pensarán que la cuarentena me está haciendo un sieso, e incluso los habrá convencidos de que crítico este tipo de acciones por la envidia ya que yo no celebré mi despedida de soltero disfrazado de la Abeja Maya a ritmo de charanga.

El sábado pasado llegué a contar hasta ocho despedidas en poco más de dos horas de paseo a matinal. Seguramente a medida que fueron cayendo las horas y llegasen los trenes y los coches de línea de la tarde, aquello se podría multiplicar por tres hasta invadir todas las calles y plazas del viejo reino, convirtiéndolo en una serpiente multicolor. Hay quien dice que eso también es riqueza y que este tipo de celebraciones dejan bastante dinero, y no seré yo quien lo niegue, ya que a la vista está el tan alto número de despedidas. Pero también soy de los de los que piensa que el dinero que se gana muy rápido tiene fecha caducidad, y corre el riesgo de destruir los valores de una sociedad, donde resaltan y priman los principios morales y éticos, y si no que se lo digan a los de las fiestas clandestinas en edificios singulares..…
Volver arriba