Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

La leonesa que quiere convertirse en la cuarta Top Chef España

VERANOIR

Ampliar imagen
L.N.C. | 16/02/2017 A A
Imprimir
La leonesa que quiere convertirse en la cuarta Top Chef España
Televisión María Rosa García, propietaria y jefa de cocina del restaurante Ars Vivendi de Madrid, entre los doce aspirantes del concurso de Antena 3
María Rosa García, una leonesa de 56 años, está entre las doce aspirantes que este miércoles entraron en las cocinas de la cuarta edición de Top Chef, el programa de Antena 3 liderado por Alberto Chicote. La leonesa, que es propietaria y jefa de cocina del restaurante Ars Vivendi de Madrid, recibió en la primera prueba del programa los cuchillos que le dan acceso al concurso que comenzará el próximo miércoles, tras haber elegido en la primera emisión a los doce cocineros profesionales.

María Rosa García tiene junto a su marido un restaurante italiano en Madrid. Ha adquirido toda su maestría culinaria trabajando alrededor del mundo y llevando sus propios restaurantes en Italia y Alemania. Posee una vinculación muy especial con Italia, país de su pareja y que ella considera su segunda patria, y en su restaurante practica una cocina mediterránea muy influenciada por la tradición gastronómica del país transalpino.

La leonesa entró en la primera prueba tras enfrentarse en un duelo directo a Manu cocinando codorniz. Él, gallego, pasó la segunda prueba y también es otro de los concursantes de Top Chef. María Rosa García conquistó desde el primer día a los seguidores del programa explicando que, para ella, la cocina lo es todo y le ha servido de terapia para superar dos enfermedades. "La cocina ha sido el motivo con el que he podido superar dos cánceres", explicó María Rosa emocionada y deseó "tener salud para seguir cocinando". 
Volver arriba