Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

La autopista León-Astorga, que no rescatará el Estado, es la que más usuarios pierde en España

ACTUALIDADIR

La AP-71, principal conexión de León con la A-6 al oeste como alternativa a la N-120. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen La AP-71, principal conexión de León con la A-6 al oeste como alternativa a la N-120. | MAURICIO PEÑA
D.L. Mirantes | 17/12/2014 A A
Imprimir
La autopista León-Astorga, que no rescatará el Estado, es la que más usuarios pierde en España
Infraestructura El Gobierno anuncia una congelación de las tarifas de las autopistas mientras se siguen fundiendo los datos de afluencia de la conexión natural al oeste con la A-6
El pasado 9 de diciembre se anunció la congelación de las tarifas de las autopistas españolas como una medida extraordinaria para frenar la pérdida de usuarios de estas vías de pago y de paso cortar la hemorragia del sector del transporte. Con el frenazo inversor sufrido en el ministerio y las consejerías de Fomento de las comunidades autónomas demoliendo el paisaje nacional, el impulso a las infraestructuras ya en uso, en un año cargado de citas electorales, parece ser la apuesta del Gobierno para hacer un poco más amable al bolsillo el paisaje de la piel de toro.

En clave leonesa, la congelación de los peajes mejorará las previsiones de costes de los miles de profesionales y viajeros que cada día transitan entre la provincia y la vecina Asturias por la AP-66, pero habrá que ver si termina por impulsar la autopista que más usuarios pierde cada año en todo el país a excepción de las radiales de la capital nacional: la León-Astorga o AP-71.

De forma sucesiva, el único enlace de alta capacidad de León con la A-6 al oeste perdió el 13,6%, 13,9% y 15% en 2011, 2012 y 2013. Concretamente, en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo del año anterior, la AP-71 perdió un 2,4% de Intensidad Media Diaria (IMD, que el indicador utilizado para medir el grado de utilización de estas infraestructuras. El descalabro fue mayor el año anterior, en 2013, cuando la IMD descendió un 9%, después de haber caído otro 15,3% en 2012. Solo la Valencia-Alicante (-8%), la Zaragoza-Mediterráneo (-7%) y la Ocaña-La Roda (-7%) sufren caídas similares. No obstante, en el caso de las dos primeras los datos absolutos de usuarios son mucho más elevados con 9.467 y 16.273 usuarios de IMD, frente a los 4.000 de la leonesa. La Ocaña-La Roda (AP-36) –alternativa a los atascos de la A-3 en Madrid por unos cinco euros de coste medio– sí se mueve en las cifras de usuarios de la AP-71 con 2.802 de IMD.

Mucho más negativos son los datos referidos a los vehículos pesados. De forma sucesiva, el único enlace de alta capacidad de León con la A-6 al oeste perdió el 13,6%, 13,9% y 15% en 2011, 2012 y 2013. Descalabro que no tiene parangón en España, salvo en dos radiales madrileñas.
Cabe destacar que salvo la citada AP-36 la principal alternativa a la N-120 es la autopista de pago con menor IMD en todo el país y figura también entre las de menos recorrido.

Algo que no extraña entre los leoneses dado que la tarifa diurna vigente para los vehículos ligeros es de 5 euros, 6,75 para la primera categoría de pesados y 8,15 para la segunda categoría de pesados. Las tarifas nocturnas son más baratas con un horario que va de las 23:00 a las 07:00 horas. Además, los descuentos de esta vía gestionada por Aulesa, integrada en el grupo Abertis, que recientemente ha anunciado que tiene «liquidez» para iniciar nuevos proyectos de autopistas en Europa y Norteamérica, no se aplican hasta después de haber pasado doce veces por el torno. Es decir, haber pagado ya 60 euros en el caso de vehículos ligeros. En resumen, 37,7 kilómetros de alta capacidad que congelan su tarifas mientras se funde sus datos de afluencia.
Volver arriba