Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Escríbeme a la calle La Coruxa

VERANOIR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 09/01/2017 A A
Imprimir
Escríbeme a la calle La Coruxa
Comarcas El ayuntamiento de Castrillo de Cabrera ha solucionado el problema de los nombres de las calles de sus pueblos acudiendo a la tradición. Ha preguntado a los vecinos de los distintos pueblos por los nombres que siempre habían tenido y los ha recuperado y colocado en placas de pizarra. La Canciella, El Barreiro, El Baciello, Las Llousas o El Conceyo ya los conocen los carteros
"Algo se mueve en Cabrera», se viene repitiendo desde hace tiempo y es verdad, al menos en algunos campos. Cuando la Ley de la Memoria Histórica ha reabierto debates con los callejeros de muchos pueblos y ciudades, que no saben cómo resolver y crecen las polémicas, un pequeño municipio de esta comarca, Castrillo de Cabrera, que estrena callejero recuperando los nombres con los que siempre habían sido conocidas por los vecinos, los tradicionales, y, de paso, solventa otro problema que se le presentaba con el catastro.

La Coruxa, El Barreiro, El Teixo, El Baciello, El Conceyo, El Gobedán, Requeixo o Las Llousas toman el callejero Fueron hablando con los vecinos de más edad del municipio, por los pueblos de Noceda de Cabrera, Saceda, Nogar, Castrillo de Cabrera y Odollo, pues el otro pueblo, Marrubio, no se ha querido sumar a esta iniciativa y los nuevos rótulos, de pizarra, ya han llegado a los pueblos que sí se han sumado a la iniciativa municipal.

Así los carteros ya conocen nuevos nombres, como La coruxa, El barreiro, El iruelo, El teixo, La gallarda, El baciello, El conceyo, El pico Llugar, Las Ñogalinas, La devesa, El cobertizo, El pontón, Las llousas, El gobedón, El requeixón, Los palombares, El uteiro, El poyo, El calello de Blas, La canciella, El corralón, Tío Sagrao, El cabildo o El teiruelo... No podían faltar las más tradicionales, La calle de arriba, La calle de abajo, La fuente...

Entre los pocos nombres propios se mantiene el de Amable Liñán, en Noceda de Cabrera, su pueblo Esta iniciativa hace que se mantengan muy pocos nombres propios, los de Tomás Sastre y Emilio Santos en Castrillo de Cabrera, y el del investigador y premio Príncipe de Asturias Amable Liñán en Noceda de Cabrera, que el pueblo natal de este destacado ingeniero aeronáutico nacido allí en 1934. No parece que jamás pueda crear ‘problemas’ la presencia de quien está considerado como una considerado una autoridad mundial en el campo de la combustión y un hombre que ha dedicado su vida a la investigación, en silencio, pese a los importantes reconocimientos que ha recibido a lo largo de su vida.

No han llegado a 70 las calles que el Ayuntamiento y las Juntas Vecinales (salvo la de Marrubio)han rotulado de nuevo, en pizarra. El municipio aporta el 80% y también se han colocado todos los números, que han supuesto más de 800. Desde el municipio basan la necesidad de abordarlo en el hecho de que «había muchas calles repetidas en varios pueblos y eso nos causaba muchos problemas con el catastro».

Han utilizado, señala Tomás Blanco, el alcalde, los nombres en castellano y no en cabreirés «para evitar otros problemas con el catastro», pero reconoce que es un nuevo paso de acercamiento al cabreirés como los que se han dado con anterioridad, por ejemplo, con los nombres y las señalizaciones de los pueblos tanto en castellano como en cabreirés. «Es un paso más».

Algo se mueve en Cabrera.
Volver arriba