Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

"Desde hace un tiempo, aguantar un negocio durante un mes ya es un milagro"

EL BIERZOIR

Ampliar imagen
Mar Iglesias | 18/05/2017 A A
Imprimir
"Desde hace un tiempo, aguantar un negocio durante un mes ya es un milagro"
Sociedad Grandes conocidos en Ponferrada, Ana y Óscar han conseguido cultivar una estética distinta en la ciudad gracias al Morticia, que está de aniversario
Han pasado 23 años desde que Ana y Óscar cumplieran un sueño de esos que nacen de un ‘por qué no’. Tenían claro que lo suyo debía ser original, único. Ahora miran atrás y aseguran que aquello fue una «increíble aventura» que sigue viva hoy, la apertura del pub Morticia. Hoy han cambiado de ubicación y están en reformas, pero tienen claro que su forma de vida no es un modelo de negocio, es una manera de invitar a los amigos desde un local que les gusta apodar ‘Morti’ y que recoge lo que ellos mismos quieren ser.

El Morticia empieza a celebrarlo este jueves con una noche de monólogos a cargo de Alberto Tajan y Joey Martínez con entrada gratuita a las 23:00 horas, para seguir con los dj,s Carrea & Lord Triste. El viernes prepara un concierto con los Fellows de Valladolid y dj,s Manu Manu Señor R`k´R & Lord Triste. Para el sábado y como colofón del cumpleaños, el concierto a las 22:30 horas será protagonizado por Tributo Blues Brothers, a los que se sumarán los dj,s Von Mierdas & Lord Triste.

–¿Cómo se forjó la idea del pub Morticia hace 23 años?
– Uffff,nace en un lejano 1994 . Al principio se llamaba Metrópolis,por papeleos etc... no podíamos llamarle Morticia,aunque ya tenía sentadas sus bases, como los típicos colores que lucen hoy (morado, rojo y negro), así como su decoración. Primero, lució en dos locales del barrio del Temple para, en 2009, afincarse en la Rosaleda.

–¿Cuál ha sido su peor y mejor momento desde que abrió sus puertas el Morticia de vuestra mano?
– El mejor momento sin lugar a dudas fue aquel febrero del 94 en que que decidimos abrir (en realidad el aniversario lo cumplimos en esas fechas, pero lo celebramos casi siempre en el mes de mayo). Fue en este momento cuando Anina y yo (dice Óscar) decidimos embarcarnos en esta tan increíble como nocturna aventura.
Y ¿el peor momento? Pues fue en 2009, en que que sabíamos que teníamos que cambiar de local y pensamos hasta en cambiar de país…y a puntito estuvimos de hacerlo.

–¿Qué considera que aporta a Ponferrada un local de este tipo, que une el gusto por las maquetas y los dioramas de Óscar a un local de ocio?, ¿cubre un hueco que estaba vacío?
– Uy, pues sencillamente no es lo que nosotros queremos aportar, sino más bien cómo la gente reciba nuestras ideas. Tanto Ana como yo somos unas mentes en constante ebullición y hasta el momento la gente siempre nos ha respondido muy bien. Sobre cubrir un vacío, la verdad es que no podríamos decir si lo hacemos o no. Vuelvo a decir que la gente es quien debería decidir sobre si llenamos o no un hueco que estaba vacío en la ciudad.

– ¿Cuál consideran que es el principal valor del Morticia?
– Creemos que sin ningún lugar a dudas el principal valor es ser conscientes que casi en su totalidad lo hemos decorado con nuestras manos. Casi el 90% de las figuras que tenemos las hemos hecho los dos. Y, sobre todo, ver valorado ese trabajo en la gratitud de la gente.

–Ahora que están de celebración ¿tienen proyectos de cambio de algún tipo para el Morticia?
– En noviembre del año pasado nos pusimos manos a la obra con nuevas figuras, que hemos colgado hace más de un mes. Nos pegamos unos buenos meses modelando.
Llevamos un par de años intentando cambiar la decoración, pero nunca encontramos hueco. Al final pudimos hacerlo hace un mes. Nos faltan un par de detalles, pero ya está prácticamente listo.

– Tras 23 años ¿un proyecto de este tipo envejece?
– Pues sinceramente, para nuestras cabezas no. Es nuestra casa y siempre nos gusta tenerla abierta a todo el mundo. Esa es otra cosa que nos encanta del Morticia. En el Morti fluyen todo tipo de gentes, tribus y tendencias. Nos encanta este detalle. Todos juntos, en perfectas y elegantes armonías…Creo que es lo que más apreciamos los dos.

– ¿Se abren aquí las puertas a 23 años más?
– La verdad es que nunca imaginas donde llegas. Cuando en aquel pasado 1994 nos embarcamos en esta locura, no sabíamos que estaríamos aquí después de 23 años y ahora estamos hablando del 23 aniversario ‘morticiero’, y más en una ciudad en la que de unos años para aquí,aguantar un negocio un mes ya es un milagro.
El paro nos castiga duro, pero fuerzas no nos faltan para tirar hasta el centenario incluso.
Volver arriba