Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

Cuando el deporte no es deporte

BLOGGINGIR

16/12/2014 A A
Imprimir
Cuando el deporte no es deporte

Hay ocasiones en las que el deporte no es deporte, sino una mera excusa –no me dirás que no– para actuar justo al contrario de lo que representa. Ejemplos hay a montones…

Sin ir más lejos, resulta que el otro día, en un partido, los aficionados de ambos equipos empezaron a meterse los unos con los otros, con algunos gritos esporádicos –al principio– que fueron incrementando su frecuencia hasta llegar a un constante ir y venir de insultos. Incluso quedaron en ‘verse’ a la salida, para arreglar sus discrepancias… Huelga decir que fue un espectáculo lamentable.

De vez en cuando, los protagonistas pasaban a ser los jugadores. Pero no por el partido en sí –ya podía–, sino por convertirse en el ‘blanco’ de algunos espectadores, tanto en lo deportivo –no estaban jugando nada bien– como, sobre todo, en lo extradeportivo: hasta fueron mentadas las madres de algunos jugadores… tú ya me entiendes.

Y eso por no hablar del arbitraje… ¡Lo que tiene que aguantar un árbitro! Es cierto que no todos son igual de buenos. Y que, muchas veces, hasta los mejores se equivocan. Pero lo mismo pasa con jugadores, entrenadores, directivos, … Y, más allá del deporte, en todos los ámbitos de la vida. Ni que decir tiene.

A pesar de que en el terreno de juego no se les facilite precisamente su labor, a los árbitros les toca generalmente recibir –cuando menos– críticas y protestas…; aunque estoy convencido de que lo hacen lo mejor que pueden –como jugadores, entrenadores, directivos, …, por cierto–. En este partido, el arbitraje no fue especialmente brillante. Y el público, que ya estaba ‘caliente’, pues te puedes imaginar…

Situaciones como las vividas en este partido, aunque no sean noticia en los medios de comunicación, se dan –unas con más frecuencia que otras– en diferentes deportes, edades y competiciones.

Es aquí, en la base –y no solo en la élite–, donde tenemos que volcarnos para que esto no pase. No sé si con ello se evitarán, en el futuro, peleas y otros actos violentos –es algo que trasciende con creces esta coyuntura–; pero estaremos dando pasos al frente –eso seguro– para que el deporte sea… simplemente deporte. ¿No te parece?
Volver arriba