Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

No me negarás que es bonita

A LA CONTRAIR

Ampliar imagen
30/06/2017 A A
Imprimir
Imagen de Fulgencio Fernández y Mauricio Peña A la contra
Por Fulgencio Fernández y Mauricio Peña
No me negarás que es bonita


Sólo el haber sufrido los grises (incluso negros) hace disfrutar de la explosión de los colores. Sólo haber vivido el desprecio da la verdadera dimensión del aprecio.

Con quienes insisten en que tampoco hace falta tanto apoyo y exhibición del arco y las banderas de colores me gustaría ser juez medio segundo para condenarlos a media hora de escuchar a algunos de los que tuvieron que esconderse, de los que no pudieron abrir la puerta de su armario, los que tuvieron que disfrazar su vida con hijos, los que se hicieron los sordos a los comentarios que los más machos hacían a su paso, a los que el profesor miró con cara de pena, a los que el cura ni miró, a los que se cambiaron de colegio, a los que se fueron a otro barrio, a los que abandonaron su pueblo, a los que un día fueron al curandero para arreglar un tobillo y se encontraron con un cartel que decía: «Se cura la homosexualidad»... No podrán escuchar a los que no aguantaron más y abrieron la ventana pero para tirarse por ella.

Todo tiene una historia detrás. Todos tenemos una historia detrás...

Temo la frase de «yo no tengo nada en contra pero...». Temo la frase «a mi me da lo mismo pero...». Temo la frase «si tuviera un hijo homosexual lo admitiría pero...». Temo a los alcaldes justificando que no sacan las banderas al balcón. Temo a los curas que se vienen arriba.

Además, no me negarás que es de las banderas más bonitas.
Volver arriba