Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle

CCOO lamenta que más de la mitad de los accidentes estén vinculados a puestos no fijos

ACTUALIDADIR

Sheila Mateos Canelo y Luzma Bártulos, de Comisiones Obreras. | ICAL Ampliar imagen Sheila Mateos Canelo y Luzma Bártulos, de Comisiones Obreras. | ICAL
L.N.C. | 11/08/2017 A A
Imprimir
CCOO lamenta que más de la mitad de los accidentes estén vinculados a puestos no fijos
Empleo Mateos dice que "jornada de trabajo de ocho horas, salario digno y contrato indefinido" no están en el vocabulario de los jóvenes
Un 55% de los 139.923 accidentes laborales con baja de menores de 35 años registraron en 2016, correspondieron a contrataciones de carácter temporal, según los datos que puso encima de la mesa este jueves CCOO en Castilla y León. La central sindical quiso demostrar así la relación directa que existe entre la precarización de las condiciones del trabajo y el riesgo de sufrir un accidente laboral.

El informe que presentaron la secretaria de Salud Laboral y Juventud de CCOO en Castilla y León, Sheila Mateos, y la responsable del Departamento de Juventud en la organización, Luz María Bártulos, destaca que el sector servicios es el que presentó un mayor indice de siniestralidad con baja entre los jóvenes. Así, el 41,05% de jóvenes de este sector que sufrieron un accidente laboral con baja llevaban menos de un año en la empresa, según la información recogida por Ical.

En la comunidad se produjeron un total de 6.043 accidentes laborales con baja entre menores de 35 años, lo que supuso un 26,35% del total de los mismos. En términos relativos, según datos de la EPA en los que se hace un cálculo aproximado, se producen 44,7 accidentes por cada mil trabajadores menores de 25 años, 24,9 entre 25 y 55 años y 15,6 para mayores de 55 años.

Mateos declaró que estos datos no son baladí y son fruto de la huella que está dejando la crisis, en especial la precariedad laboral. «Quieren hacernos ver que es lo normal, acostumbrados a escuchar a los jóvenes decir ‘es lo que hay’, lo que nos hace retroceder cuarenta años en el tiempo, teniendo que recuperar derechos que ya tenemos como una jornada de trabajo de ocho horas, un salario digno o un contrato indefinido, palabra que ha desaparecido del vocabulario juvenil» añadió.
Volver arriba